Yo no tengo esquesofrenia

Categoría: Cultura, educación, ortografía, lectura.

Maestra Magdalena Miranda

Qué raras enfermedades hay hoy en día, nos encontramos constantemente con nuevos términos de padecimientos no antes escuchados. Un estudio de la UNAM dice que en general las enfermedades que afectan a los seres humanos cambian lentamente y evolucionan, y que algo es seguro, una vez que se establecen se mantienen por largo tiempo; realmente no se puede rotular a una enfermedad como nueva ya que siempre existe un precedente.

La esquesofrenia es un mal que ha afectado a la humanidad por miles de años, no hay un estudio que hable de los inicios de este padecimiento, de hecho, no hay registro alguno de cómo nace o de donde surge. Lo que sí se puede asegurar, por la proximidad del área de estudio, es que es un mal que afecta a la sociedad mexicana en gran medida.

La esquesofrenia es un mal que detiene el progreso y los grandes avances que puede tener nuestro país, nos priva de los grandes logros y de cumplir con nuestros grandes sueños. Este mal afecta a todos, conforme van creciendo los niños se contagian de esta enfermedad y muy pocos pueden deshacerse de ella. No hay un referente exacto de a quien afecta más si a mujeres o a hombres, no se podría decir con exactitud si se padece más en las grandes ciudades o en el campo, si los ricos o los pobres, si los profesionistas, los empleados, los estudiantes, los comerciantes, los empresarios o las amas de casa.

En tu caso, podrías dar una estadística de cuantas veces en el día dices “esque”, “esque no se puede”, “esque no tuve tiempo”, “esque se me olvido”, “esque se acabó”, “esque no me dijiste”, “esque mi compañero”, “es que el clima”, “esque mi mamá”, “esque es muy difícil”, “esque el camión”, “esque es mucho trabajo”, “esque no entendí”, “esque no me gusta”, “esque ya me canse”, “esque no me acorde” y muchas otras más; podrías hacer un conteo de cuantas veces al día utilizas frases como estas o las personas que están a tu alrededor lo hacen.

La principal función de «esque», un giro muy frecuente en el lenguaje coloquial, es expresar contrariedad, un pretexto o una justificación, esque siempre se usa para dar razón de algo, para dar una explicación, para tratar de justificar por qué no fuimos capaces de realizar una acción, una actividad la cual en muchos de los casos es una obligación.

Es fácil encontrar escusas para justificar el no realizar acciones, es muy frecuente escuchar de los mexicanos echarle la culpa a alguien o a algo para excusar que no se fue capaz de cumplir con el cometido, por lo regular la culpa la tiene mi abuelita, mi perro, la puerta, el jefe, la computadora, el programa, el directivo, mi hermanito, el clima, el camión, el tráfico, el horario, la vecina, mi amigo, la distancia, el cambio, la electricidad, los extraterrestres, la mala suerte, etcétera, etcétera, etcétera.

Lo que verdaderamente es complicado es el compromiso, el accionar, el encontrar siempre la manera de tener éxito en todo aquello que emprendemos, el encontrar la motivación adecuada para siempre poder realizar todo a lo que nos comprometemos o nos responsabilizamos. No poner escusas es algo fundamental que le hace falta a la sociedad mexicana para dar el pequeño paso que es primordial hacia el progreso y el éxito.

Antes de decir esque reflexiona si eso no es sólo la justificante a la incapacidad o falta de competencias o compromiso para la responsabilidad, para comprometerte cabalmente a lograr el deber adquirido. Analiza si un “esque” es lo que no te está permitiendo abrir las alas y lograr tus sueños, tus anhelos, tus compromisos; de lograr todo aquello que al principio de año, al principio del día, al principio de una encomienda te propones.

Haz la diferencia, se parte de aquellos hombres y mujeres que se esfuerzan día con día a dar lo mejor de sí mismos y comprometerse hasta las últimas consecuencias con el fin de conquistar sus triunfos. Haz parte de tu vocabulario, como lo han hecho todos aquellos que han alcanzado grandes éxitos, SI SE PUEDE si me lo propongo, SI SE PUEDE si así lo quiero, SI SE PUEDE si me comprometo, SI SE PUEDE  si le echo ganas, SI SE PUEDE  si verdaderamente quiero, SI SE PUEDE si mi corazón, mi alma y mi espíritu así lo desean.

*NOTA IMPORTANTE: La palabra esque no existe, es una aberración del idioma, lo correcto es: Es que

coneduq.org.mx

AMOR Y PASIÓN POR LA EDUCACIÓN

Shares



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!