Tus cuentos favoritos

¿Cuál fue tu primer cuento favorito? Ese que te atrapó desde las primeras palabras y que te hizo imaginar cada uno de los escenarios, mismo que pediste que te leyeran o contaran una y otra vez porque aún no sabías leer. Tal vez no lo habías notado pero probablemente tu primer cuento favorito fue uno de los hermanos Grimm, así como el de muchas personas. ¿Pero por qué?

Resulta que Jacob y Wilhelm Grimm en un momento de sus vidas recorrieron Alemania en busca de mitos y leyendas heroicas de su país, pero sobre todo recopilaron los cuentos populares que se contaban de manera oral en los pueblos, así fue como al final de su investigación tuvieron un compendio de cientos de historias que fueron conocidas como los Cuentos de Grimm, donde están Rumpelstilskin, El flautista de Hamelín, Los músicos de Bremen, El gato con botas, Rapunzel, Juan sin miedo, Pulgarcito, Hansel y Gretel, El sastrecillo valiente, El agua de la vida, etc.

Estoy segura que algunos títulos comienzan a sonarte, pues cuando te diga que muchos de estos cuentos han sido adaptados para el cine no lo podrás creer, por ejemplo algunas de las películas más famosas de Disney como Blancanieves, Cenicienta y La bella durmiente, están inspiradas en las historias de los Grimm, claro que con versiones más dulces y un tanto caramelizadas con respecto a las originales.

Entonces, conocemos más de Jacob y Wilhelm de lo que creíamos. Aunque ellos hayan sido alemanes y nosotros mexicanos, sus historias han estado en distintos momentos de nuestras vidas e incluso en la vida de nuestros padres y abuelos. Lo que sucede es que los cuentos de los Grimm al ser de tradición oral nos conectan con lo más profundo de nosotros, es como si los recuerdos, miedos, anhelos y arquetipos de la humanidad se hubieran encapsulado en forma de cuentos y hubieran traspasado las barreras del idioma y del tiempo. Me gusta pensar que en las historias de los hermanos Grimm queda el eco de una abuela alemana que le cuenta a sus nietos las historias que le contaba su abuelo que a su vez había escuchado de su abuela y así hasta el infinito.

Es por eso que hoy quiero invitarlos a buscar en sus bibliotecas personales ese libro empolvado de los hermanos Grimm y releer junto con sus hijos estas historias fascinantes. En esta búsqueda, tal vez se reencuentren con sus cuentos favoritos, como yo, que hace unos años encontré, en un libro de desgastada pasta, mi primera historia favorita: Un Ojito, Dos Ojitos y Tres Ojitos, no podía creer que fuera de los hermanos Grimm, tampoco podía creer que aún recordara las palabras mágicas de Dos Ojitos: “Cabrita bala mesita ponte”, “Cabrita bala mesita levántate”. Esta historia me la contó miles de veces una prima dos años más grande que yo, cuando yo todavía no sabía leer y sin duda, este conjuro mágico me hizo creer en el poder de la imaginación y la fuerza de la palabras, que al escucharlas con el corazón se transformaron en imágenes que quedarán ahí por siempre.

Cuéntame cuál fue tu primera historia favorita en latorredeloscuentos@yahoo.com Nos leemos pronto o nos encontramos en

www.latorredeloscuentos.com

Norma Torres

Shares



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!