Tabúes acerca de los gatos

M.V.Z. Ma. Miguel Ángel López Nuñez

 

Los gatos son animales fascinantes, por muchos siglos han acompañado al ser humano y a diferencia de los perros, que son mascotas muy predecibles, están rodeados de una serie de mitos y tabúes que pueden o no ser realidad.

 

Algunas personas creen que los gatos enferman a las mujeres embarazadas y a sus bebés. Esto puede ser cierto siempre y cuando el gato no esté desparasitado o sufra de toxoplasmosis; y que además la mujer embarazada consuma heces del animal enfermo. Basados en que los dueños son responsables, mantienen a sus mascotas en ambientes limpios y de los lleven regularmente al médico veterinario, las posibilidades de que esto suceda son prácticamente nulas.

 

Los gatos son animales muy ágiles, flexibles y la mayor parte de las veces caen de pie al piso. Obviamente esto no sucede el 100% de las ocasiones y depende mucho de la altura de la que caiga, además de su peso y complexión.

 

Es muy común creer que el cortar los bigotes a los gatos hará que se desorienten e incluso que pierdan el equilibrio. Esto es parcialmente cierto; los bigotes de los gatos tienen una gran cantidad de receptores nerviosos que les sirven para ubicarse y medir distancias, sobretodo en la noche, cuando hay poca luz. Cortar los bigotes a nuestro gato puede llevar a dificultar su movimiento, principalmente durante la noche.

 

También se cree que los gatos y los perros siempre se llevan mal. Esto no es completamente cierto ya que hay muchos ejemplos que muestran que si ambos conviven constantemente y preferentemente desde edades tempranas, se pueden llevar muy bien.

 

Existen también muchos mitos que se refieren a su nutrición. A los gatos, a diferencia de los perros, no les causa ningún placer comer alimentos dulces. También se cree que los gatos disfrutan mucho de la leche y es necesario alimentarlos con ella; la realidad es que los gatos que han sido destetados difícilmente pueden digerir la lactosa, que se encuentra presente en grandes cantidades en la leche, lo que lleva a que el gato presente diarrea y gases.

 

Con el fin de tener la certeza de que nuestro gato permanezca sano y con una buena calidad de vida, es muy importante ofrecerle un alimento elaborado por expertos en nutrición que desarrollan alimentos balanceados Premium y Super Premium. Además, se recomienda no complementar su alimentación con ningún otro tipo de aditivos, vitaminas o minerales salvo que el médico veterinario así lo indique. Recordemos que una mascota bien nutrida es una mascota sana.

Porque una mascota sana es una mascota feliz 

 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!