¿Qué onda con las babas?

Ese líquido pegajoso y transparente que se forma en tu boca no sólo sirve para dejar una mancha en la almohada mientras duermes.

Si no para muchas cosas útiles como deglutir la comida.

Aunque parezca increíble, cada uno de nosotros produce entre uno o dos litros de baba ¡al día!, lo que da como resultado 34 mil litros a lo largo de nuestra vida. Pero, ¿qué hacemos con tanta baba?

Se sabe que la saliva, mejor conocida como baba, mantiene nuestros dientes limpios, separa los microbios malos de nuestra boca, acelera la cicatrización de nuestras heridas e incluso ayuda a aliviar la comezón de los piquetes de mosquito.

Babas animales:

Los humanos nos somos los únicos que producimos este viscoso líquido. Hay muchísimos animales que también hacen baba: gatos, vacas, pericos, iguanas, y cómo olvidar a los más babosos: los caracoles. La baba de estos pequeños moluscos ha sido objeto de muchos estudios, se cree que es un extraordinario cicatrizante y ayuda a eliminar las células muertas de nuestra piel, ¡hasta hay cremas que usan las mamás! Así como existen babas sanas, hay otras con las que hay que tener mucho cuidado. Por ejemplo, la baba del dragón de Komodo contiene cuando menos 82 tipos de bacterias, si te muerde o te roza con tan sólo un diente, puede provocarte una infección horrible. La baba de este enorme lagarto es su mejor arma porque muerde a sus presas y espera a que lentamente les dé una infección tan fuerte que termina matándolas.

Babas vegetales:

La planta llamada sábila o áloe produce una especie de gel —su baba— con propiedades curativas: puede volver a formar células de la piel, eliminar hongos, aliviar el estreñimiento, desinflamar o quitar el dolor.

Hay otras babas que también son buenas para nuestra salud. Por ejemplo, el nopal es una planta que almacena mucha agua en su interior, misma que sale en forma de baba cuando lo partes y lo pones a cocer. Esta planta mexicana contiene vitaminas y fibra que te ayudan a estar sano y tener una buena digestión. Además, cumple una función ecológica: se encarga de mantener la humedad del suelo donde habita, es decir, ayuda a convertir tierras improductivas en productivas. Ya ves que las babas, con todo y su consistencia que te puede parecer asquerosa, tienen sus funciones y son más útiles de lo que crees.

Conoce más de Algarabía niños: http://algarabianinos.com

Además, no dejes de visitar: www.algarabiasshoppe.com

 

 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!