¿Por qué mi perro se come su vómito?

pet-11873

MC MVZ Gerardo Garza Malacara

aracalam@prodigy.net.mx

No es nada agradable ver que nuestro perro vomita, y mucho menos que se coma su propio vómito. Son múltiples las causas que pueden producir el vómito pero en general se debe a la irritación del estómago o inflamación intestinal, provocado por obstrucciones, virus, parásitos, bacterias, envenenamiento o alergias entre otras patologías que afectan su aparato digestivo, aunque también puede deberse a problemas de otros órganos como el riñón o el hígado. Que tenga vómito no siempre quiere decir que sea por una situación grave de salud, pero sí debemos estar conscientes de que no es un signo que deba presentar y que debemos tomar cartas en el asunto llevándolo a revisión con su médico veterinario cuando el vómito se hace evidente y constante.

Podemos considerar que si nuestra mascota no se come el vómito se trata de un problema de cuidado, pero cuando sí lo hace, lo más seguro es que haya sido por causa de una indigestión, por cambiarle el alimento bruscamente o por darle algún premio diferente al habitual.

Cuando alimentamos a nuestro perro una vez al día, puede tener mucha hambre y debido a esto consumir su alimento de forma voraz, estimulando de esta manera el vómito por irritación del estómago durante o al finalizar su plato de alimento. Esto es una alarma que indica que nuestro perro necesita comer más veces al día por lo que su alimento balanceado se debe fraccionar en al menos dos tomas al día para evitar la ansiedad y que coma más rápido de lo que su organismo es capaz de recibir.

Al comer, lo primero que los perros hacen es satisfacer esa urgencia de alimento, y al ser incapaces de retenerlo, lo expulsan vomitando para posteriormente volverlo a ingerir ya con más calma. Hay que tener cuidado con esto porque al no ser de nuestro agrado, muchas veces lo limpiamos antes de que en realidad queden satisfechos, sobre todo en cuanto a su nutrición, al reducir la cantidad de alimento que ingieren cuando en realidad lo que necesitan es una mayor frecuencia, pudiendo provocarle una gastritis que traerá como resultado que el vómito sea más constante y requiera posteriormente de un tratamiento médico por un problema que nosotros mismos le estamos provocando.

Consulta a tu médico veterinario para que te recomiende el alimento balanceado adecuado para su edad y actividad, la cantidad y la frecuencia con la que debes alimentar a tu mascota para evitar estos trastornos y otros problemas que pueden ser prevenidos ofreciéndole un buen alimento procesado que contiene todos los nutrientes indispensables para mantener a tu compañero sano y en perfectas condiciones.

Una mascota sana es una mascota feliz.

Redes sociales : facebook 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!