¿Por qué los niños aprenden más cuando están solos?

 

Un niño que aprende solo es un niño que aprende por sí mismo. Y no hay nada más gratificante que ese logro alcanzado sin ayuda, gracias a las habilidades de uno mismo. ¿No te ha sucedido a ti? De pronto sientes que eres capaz de conseguir cualquier cosa, aumenta la ilusión, las ganas de aprender, la confianza en uno mismo… 

Todo esto, que parece de sentido común, a veces se nos olvida, y como padres intentamos ‘ayudar’ constantemente a nuestros hijos, sin darnos cuenta de que, lejos de hacerles un favor, estamos poniendo obstáculos en su aprendizaje. Ahora al fin, la ciencia ha demostrado que los niños que aprenden por sí mismos, son más inteligentes y resolutivos y ha explicado por qué los niños aprenden más cuando están solos. 

 

La ciencia explica por qué los niños aprenden más cuando están solos

La autonomía es como un motor del aprendizaje. Y además, muy gratificante. De pronto hace que el niño descubra por sí solo que puede hacer ciertas cosas, que es capaz de lograr lo que se propone. Y se siente muy importante.

Existen muchas corrientes educativas que lo saben, y basan sus objetivos precisamente en conseguir niños más autónomos. Sin embargo, en casa, muchos padres tendemos a ‘completar’ las tareas de los hijos, a ‘ayudarles’ a hacer cualquier cosa… ‘No te preocupes, que ya te ato yo los cordones’… ‘deja, deja, recojo yo esto que tardo menos’… Al final, y sin querer, estamos ‘cortando las alas’ de nuestro hijo en el aprendizaje. 

Para que quede bien claro que un niño aprende mejor y más rápido cuando hace las cosas por sí solo y cuando de pronto tiene un momento de soledad y se ve obligado a solucionar sus problemas, también la ciencia lo corrobora. Las conclusiones de un estudio canadiense de la Universidad de Montreal (liderado por la psicóloga Célia Matte-Gagné), consiguieron demostrar que la autonomía mejora las habilidades cognitivas de los niños y que en este proceso, la posición de los padres y madres es determinante.

En esta ocasión, el estudio se basó en el análisis de 78 madres y sus hijos a lo largo de 3 años. Los investigadores visitaron a todos estos niños en dos ocasiones: una de ellas cuando el bebé tenía solo 15 meses y la siguiente, cuando el bebé ya había cumplido los 3 años. En ambas ocasiones se analizó el desarrollo cognitivo del bebé. En la primera visita, se pidió a las madres participantes que ayudaran a sus hijos a completar determinadas tareas (construir una torre con cubos, terminar un puzzle). En la siguiente visita, pidieron a los niños que repitieran ellos solos todas esas actividades. Los niños que lo completaron con menos problemas y más facilidad, resultaron ser aquellos más autónomos, cuyas madres (menos sobreprotectoras) habían apostado por darles autonomía y dejar que trabajaran más antes de ayudarles en todo momento. Todo esto demostró a su vez que los niños aprenden más cuando están solos y les dejan intentarlo. 

Razones de peso para que eduques a un hijo más autónomo

Si consigues que tu hijo gane en autonomía y te reclame muchas menos veces para hacer cualquier cosa, conseguirás todo esto: 

  • Tu hijo será autosuficiente. Podrá encontrar soluciones por sí mismos. Es decir: aprenderá a solucionar sus propios problemas.
  • Desarrollará más la inteligencia deductiva. Cuando a un niño le das un juguete y no le explicas cómo utilizarlo, investigará y buscará el mecanismo que le hace funcionar por sí solo. Al fin encontrará los botones que busca. Todo esto forma parte de un proceso mental deductivo muy beneficioso para su cerebro.
  • Ganará en autoestima. Mejorará la confianza en sí mismo, al comprobar que es capaz de hacer tantas cosas sin ayuda. 
  • Mejorarán sus habilidades sociales. Una mayor capacidad de resolución de problemas lleva a su vez a mejorar las relaciones sociales. 
  • Mejorará su rendimiento escolar. Las capacidades cognitivas de un niño autónomo son superiores. Esto ayuda en todas las facetas del aprendizaje. Lo más normal es que el rendimiento escolar del niño, mejore, ya que proyectará sus habilidades de autonomía en todas las áreas.

¿Cómo enseñar a los niños a ser más autónomos?

Los niños aprenden solos, no necesitan que un adulto les esté diciendo constantemente cómo hacer las cosas. Basta con que les expliquen una vez cómo hacerlo, y les dejen, que por sí mismos, lo intenten. No una vez, sino una, dos, y cien veces. La autonomía se aprende, sí, y es algo en lo que tú puedes ayudar. ¿Sabes cómo?

  • Enseña a tu hijo a solucionar problemas.
  • Incentiva la autoestima de tu hijo.
  • Trabaja el valor del esfuerzo y el de la perseverancia.
  • Mejora su tolerancia a la frustración.
  • Deja que tenga momentos para estar solo. Puedes observar, a cierta distancia, sin que él se de cuenta. Verás como busca su propio entretenimiento y descubre cosas sorprendentes, incentivados por la curiosidad.
  • Deja que se aburra en algunos momentos. No llenes su día y minutos de frenéticas actividades.
  • Incentiva su curiosidad. No le expliques cómo hacer algo, sino lo que va a conseguir si lo hace. De esta forma investigará y buscará el camino para conseguirlo.

Fuente: www.guiainfantil.com

 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!