¡Mordieron a mi mascota!

MVZ. Karin Vomend Álvarez

No existe absolutamente nada más sucio que la boca de otro ser vivo. La boca se encuentra cargada de bacterias por lo que una mordida de otro ser vivo puede resultar mucho más grave de lo que se ve a simple vista.

Si bien los perros se muerden entre ellos a manera de juego o aprendizaje, resulta muy diferente cuando estas mordidas llevan un tono agresivo. Los perros tienen un lenguaje propio y cuando alguno de ellos recibe las señales equivocadas es muy fácil que responda a éstas con una agresión. La manera en la que un perro agrede a otro es mediante una mordida. El problema es que a veces estas mordidas no resultan en simples laceraciones, pueden inclusive poner en peligro la vida de quien las recibe. En ocasiones quienes se encuentran involucrados en estas peleas son perros de talla pequeña con perros de talla grande, y los perros pequeños tienen todas las de perder.

Si tu perro ha estado en una pelea lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario para que le haga una revisión minuciosa. No se te ocurra bañarlo o mojarlo así haya quedado con mucha suciedad. Mojarlo a veces impide que el veterinario pueda utilizar fácilmente una rasuradora y hará más difícil las curaciones. Muchas veces las mordidas no dejan huellas visibles porque no rompen la piel pero sí la pueden prensar de manera que comprometa su circulación. Es probable que pienses que no le haya sucedido nada y a los pocos días te des cuenta de las terribles consecuencias. Algunas veces las heridas ni siquiera son evidentes porque éstas se encuentran cubiertas de pelo.

El veterinario se encargará de buscar las heridas que le haya podido dejar el otro perro. Muchas veces las heridas aparentemente pequeñas esconden en su interior un daño mayúsculo por lo que es probable que tengan que ser abiertas para explorar y tratar de reparar el daño producido. Para este ejercicio, el veterinario deberá anestesiar a tu perro, y si llega gravemente herido seguramente entrará directo a quirófano. Muchas veces las heridas son mortales o de gravedad y las posibilidades de recuperación son realmente pocas.

Si tu perro solamente recibió mordidas, éstas tendrán que lavarse de manera especial por parte del veterinario. Algunos veterinarios optan por no suturar las heridas por mordida debido al riesgo de contaminación. El problema es que dejar una herida abierta a veces resulta peor debido al riesgo que existe de que se contamine posteriormente. Las heridas por mordeduras siempre son complicadas porque cambian conforme pasan los días. Se pueden infectar, la piel de alrededor puede necrosarse (o sea perder su circulación) y muy probablemente deban de volver a someterse a cirugía. Tu mascota deberá recibir tratamiento antibiótico fuerte pero en ocasiones si éste no funciona será necesario practicar algún cultivo para saber con qué tipo de bacteria nos estamos enfrentando.

Algunas heridas no se limitan a la piel y al músculo. En ocasiones algunas mordeduras llegan a fracturar huesos o dañar órganos internos los cuales también deberán ser reparados. Para llegar a determinar si hay daños.

banner

Web: www.mascotaspfi.com

Redes sociales: Facebook

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!