Mi mascota está esperando, ¿qué más le doy?

Lo decidiste, sí vas a aparear a tu perrita para que tenga cachorros, ya sabes en dónde vas a ubicar a estos nuevos seres que dan tanta felicidad a nuestra vida. Pero ahora, como todas las cosas bien planeadas son las que salen mejor y con grandes beneficios, lo primero que debes hacer es llevarla con su médico veterinario para que la revise y le haga un examen exhaustivo para cerciorarse de que se encuentra en un buen estado de salud tanto físico como mental y nutricional.

Debes asegurarte de que tu perrita o gatita se encuentre bien alimentada con un buen alimento balanceado, de preferencia un alimento Premium o Super Premium, y confirmar que realmente se encuentra en la etapa del ciclo en la cual puede aparearse y quedar gestante.

Antes de realizar la monta debes asegurarte de que tanto el macho como la hembra han sido revisados para evitar infecciones posteriores que pudieran producir una gestación no adecuada. Una vez que estés seguro de que se encuentra gestante, no hay necesidad de hacer modificaciones a la dieta en un inicio; puede seguir con su vida normal y el simple hecho de estarla alimentando con una dieta de buena calidad es más que suficiente para los dos primeros tercios de la gestación, cuando se implantarán los fetos y se formarán sus órganos.

El error más frecuente que se comete durante los dos primeros tercios de gestación, es el modificar la dieta y más aún cuando se le ofrece carne junto con su alimento ya que lo que se logrará será desbalancear su dieta, trayendo como consecuencia su descalcificación y un mal desarrollo de los productos.

La dieta deberá modificarse al inicio del último tercio de la gestación, introduciendo paulatinamente el nuevo alimento que puede ser un alimento para cachorro o un alimento especial para hembras gestantes, los cuales contienen el nivel de proteínas, minerales y vitaminas suficientes para que los cachorros inicien su crecimiento dentro de la matriz de la madre, con lo que la hembra requerirá de un mayor aporte y soporte nutricional, de gran contenido energético, al igual que durante la lactancia debido a que deberá enfocar toda su energía, primero, al desarrollo de los productos y posteriormente a la producción de leche, que será el único alimento que recibirán sus crías desde el nacimiento y hasta el destete. Ofrecerle suplementos nutricionales, principalmente minerales, no solamente es innecesario sino que está contraindicado, por lo tanto lo mejor que podemos hacer es seguir al pie de la letra las instrucciones y consejos que nuestro médico veterinario recomiende.

Una Mascota Sana es una Mascota Feliz

www.mascotaspfi.com

Shares



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!