Mi hijo es adicto a la tablet

 

¿Mi hijo es adicto a la tablet? Si te preguntas esto es porque seguramente has notado que tu pequeño se molesta en cuanto le retiras la tablet o se acaba la batería. Pero, ¿realmente puede suceder? Sigue leyendo para conocer la respuesta.

Desde hace algunos años la tecnología nunca estuvo tan a la mano de todas las personas. Debido a esto es muy común observar a los niños e incluso a bebés tener contacto con dispositivos móviles. De hecho, como se desarrollan en el mundo de las tecnologías digitales se dice que los niños forman parte de la generación digital.

El diseño intuitivo de los dispositivos electrónicos así como la cantidad de actividades que pueden realizar en ellos refuerza el deseo de los pequeños por utilizarlos siempre que es posible. Sin embargo, esta situación puede agravarse si no les enseñamos a regular el tiempo y el uso de móviles y tablets.

¿Qué es la adicción a la tecnología?

De acuerdo con investigaciones, la dependencia, o adicción, es un problema que se caracteriza por la pérdida de control sobre una conducta que da origen a la aparición de diversas secuelas; incluso, se dificulta la resistencia ante el impulso de realizar dicho comportamiento.

En el caso de las nuevas tecnologías, el uso normal puede llegar a ser positivo para los jóvenes y niños. Sin embargo, puede afirmarse que un hijo es adicto a la tablet cuando el tiempo que se invierte en la tablet interfiere en todos los ámbitos de su vida.

De hecho, el gran consumo de tiempo puede afectar otras actividades, como la convivencia familiar, el rendimiento escolar, las relaciones sociales, etcétera; convirtiéndolo así en un esclavo de la tecnología.

Mi hijo es adicto a la tablet: los factores

De acuerdo con especialistas, la adicción a las nuevas tecnologías no es un proceso que sencillo que se resuma en quedar enganchado las 24 horas a los aparatos tecnológicos.

En realidad, el hijo es adicto a la tablet debido a la combinación de múltiples factores de manera gradual. A continuación los describimos brevemente.

Factores genéticos

En muchas ocasiones, la vulnerabilidad genética y neurobiológica puede incidir en el desarrollo de comportamientos adictivos. Por ejemplo, si en tu familia hay miembros con conductas adictivas o bien con desequilibrios en los sistemas de neurotransmisión, es probable que tu hijo también pueda desarrollarlos.

Características de personalidad

Algunos tipos de comportamiento pueden afectar el desarrollo de una adicción. Entre ellos figuran la inestabilidad emocional, altos niveles de impulsividad y baja tolerancia a la frustración. También pueden encontrarse la baja autoestima, déficits en habilidades sociales, entre otras.

Entorno familiar

Está más que comprobado que la dinámica dentro de la familia influye directamente en el desarrollo de los hijos. Factores como un mal funcionamiento familiar, problemas socioeconómicos, poca atención a los hijos, estilos educativos o desconocimiento de los peligros del abuso de la tecnologías pueden desencadenar comportamientos adictivos en los hijos.

Trastornos mentales

En ocasiones, el hijo es adicto a la tablet debido a otros problemas de salud, como es el caso de los trastornos mentales. A este hecho se le conoce como patología dual, en el que solo un experto pudiera hacer diagnósticos más acertados.

Sin embargo, la presencia de un trastorno depresivo mayor, fobia social, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, entre algunos otros son comunes en casos de adicción a la tecnología.

Acontecimientos difíciles

Las situaciones de estrés o de crisis emocional durante la niñez pueden ser un escalón más hacia dependencia tecnológica. Entre estas experiencias se encuentra la pérdida de un ser querido, acoso o fracaso escolar, abusos físicos o sexuales, etc.

Los síntomas de la adicción tecnológica

¿Cómo puedes saber si realmente tu hijo es adicto a la tablet? De acuerdo con el artículo “Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto”, existen ciertas señales de alarma. A continuación las describimos brevemente.

  • Duerme poco o sus patrones de sueño se alteran. Por ejemplo, dormir menos de cinco horas al día, o acostarse hasta la madrugada y levantarse tarde.
  • Descuida actividades importantes. Entre ellas están las relacionadas con la familia, la escuela o el cuidado de su salud.
  • No puede limitar el tiempo de conexión.
  • Miente sobre el tiempo que pasa usando los dispositivos electrónicos.
  • Se siente irritado cuando no tiene acceso a internet o al dispositivo.
  • Se aisla socialmente y baja su rendimiento escolar.
  • Recibe quejas de amigos o familia respecto al tiempo que pasa frente al ordenador, móvil o tablet.

¿Qué puedes hacer si tu hijo es adicto a la tablet?

En el libro “Las nuevas tecnologías en niños y adolescentes”, citado anteriormente, señala que la relación entre el hijo y las nuevas tecnologías debe trabajarse para que vuelva a ser saludable y positiva. A continuación te compartimos algunas recomendaciones para prevenir el desarrollo de adicciones tecnológicas en tus hijos.

  • Los niños menores de 2 años deben evitar el uso de pantallas.
  • Controlar la exposición gradual a los estímulos que produce la tablet.
  • Establecer reglas sobre el uso y las horas frente a los dispositivos electrónicos.
  • No prohibir el uso de la tablet en general pero sí suprimirlo durante las reuniones familiares, comidas o cenas.
  • Ubicarlo en un espacio común evitando el uso de la tablet en habitaciones con la puerta cerrada.
  • Potenciar aficiones y actividades como la lectura, el deporte, actividades culturales o en equipo.
  • Fomentar y estimular la comunicación en la familia.
  • Compartir tiempo entre padres e hijos mientras se maneje la tablet y funcionar como modelos a seguir.
  • Evitar entretener a los niños o mantenerlos quietos con los dispositivos electrónicos.

Consulta con un experto

Algunas de las recomendaciones anteriores funcionan solo para la prevención. Sin embargo, si observas algunos factores y síntomas, probablemente tu hijo es adicto a la tablet. En cualquier caso, es vital que busques ayuda profesional.

Lo anterior no solo beneficiará a tu hijo, sino que te permitirá entender el problema de la adicción y sus necesidades. Además, aprenderás estrategias para colaborar en la rehabilitación o prevención con amor y respeto.

 

FUENTE: MEJOR CON SALUD

 

 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!