MANEJO DE HERIDAS MENORES

Captura de pantalla 2015-04-22 a las 9.44.53

Dra. Lidia del Carmen Gómez Puente

COMPLETA TU MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS

MANEJO DE HERIDAS MENORES

Se define como herida,  a cualquier cosa que rompa o perfore la piel, existen heridas  limpias a las que se realizan con un propósito médico como  una cirugía.

La mayoría de los sustos  con nuestros niños, serán  cortadas o heridas sin importancia que podremos manejar si  estamos preparados. Será de suma importancia saber identificar las heridas de graves que requerirán puntos de sutura o atención médica de urgencia.

Cuando la piel  está abierta,  existe el riesgo de que los gérmenes se introduzcan y provoquen infecciones. Cuanto  más profunda, más grande  y sucia la herida mayor cuidado debemos de poner para evitar infecciones.

Heridas graves

Se considera que una herida es grave cuando afecta capas profundas de la piel, o cuando se complica con hemorragia o sangrado  abundante. En algunos casos se retienen fragmentos de cuerpos extraños que originaron la lesión, como vidrios, piedras o residuos de madera.

La gravedad también  dependerá  de su localización (cerca de los ojos), tamaño, profundidad, grado de afectación (perdida de alguna parte del cuerpo  o de un área importante de piel).

Para saber si una cortada necesita “puntadas”, se debe observar si los bordes de la herida se juntan por sí mismos. Si es así, no requerirá sutura. Puedes usar tela adhesiva si lo consideras, para juntar los bordes de la herida en lo que acude al médico.

¿Qué hacer?

TRANQUILIZATE –  recuerda que tanto la tranquilidad como los nervios son ¡contagiosos!

Cuando la herida es pequeña  hay que lavarse muy bien las manos y limpiarla con agua y jabón.

Lavar la herida aunque sangre bajo el chorro de agua, puedes usar una solución  antiséptico para piel como ISODINE ESPUMA®  o jabón neutro. Trata de eliminar las partículas de tierra, y extrae si es posibles astillas, espinas, vidrios etc.

Presiona por al menos 3 minutos para detener el sangrado.

Seca bien con  una gasa estéril.

Aplicar antiséptico  – ojo – el uso de antiséptico no sustituye un lavado, es lo más importante para evitar una infección.

Cubre con una gasa estéril

Si la herida es lineal, pequeña, poco profunda y los bordes se pueden afrontar, únelos con  tela adhesiva.

Cuando la herida es profunda y sangra mucho, cúbrela con una gasa estéril, presionando con un vendaje, y acude al servicio médico, probablemente necesite sutura.

El proceso curativo

1. Inflamación: durante los primeros días, la herida puede estar inflamada, roja y resultar dolorosa. Esta inflamación es la respuesta del organismo para proteger la herida de posibles infecciones.

2. Costra: mientras el cuerpo lleva a cabo su función curativa desde el interior, se forma una corteza seca (la costra) sobre la herida desde el exterior. La función de la costra es proteger la herida mientras la piel lesionada se cura por debajo.

3. Tejido nuevo: bajo la superficie protectora de la costra, se va formando el nuevo tejido. El organismo repara los vasos sanguíneos lesionados y la piel fabrica colágeno (un tipo de fibra proteica blanca y resistente) que vuelve a conectar el tejido previamente fragmentado.

4. Caída de la costra: cuando el proceso curativo termina, la costra se desprende, quedando una piel reparada y, a menudo, una cicatriz.

OJO – ACUDE AL MÉDICO SI:

Si el objeto que ocasionó la herida está sucio u oxidado,  existe la posibilidad de que se presente una infección por hongos o bacterias (tétanos), lo cual requerirá tratamiento específico.

Si los bordes de la herida tardan en cicatrizar, se ven rojizos o se forma pus.

Versión resumida revista

Dra. Lidia del Carmen Gómez Puente

COMPLETA TU MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS    MANEJO DE HERIDAS MENORES

La mayoría de los sustos  con nuestros niños, serán  cortadas o heridas sin importancia que podremos manejar si  estamos preparados. Será de suma importancia saber identificar las heridas de graves que requerirán puntos de sutura o atención médica de urgencia.  Se considera que una herida es grave cuando afecta capas profundas de la piel, o cuando se complica con hemorragia o sangrado  abundante.Para saber si una cortada necesita “puntadas”, se debe observar si los bordes de la herida se juntan por sí mismos. Si es así, no requerirá sutura. Puedes usar tela adhesiva si lo consideras, para juntar los bordes de la herida en lo que acude al médico.

¿Qué hacer?

TRANQUILIZATE –  recuerda que tanto la tranquilidad como los nervios son ¡contagiosos!

Cuando la herida es pequeña  hay que lavarse muy bien las manos y limpiarla con agua y jabón.

Lavar la herida aunque sangre bajo el chorro de agua, puedes usar una solución  antiséptico para piel como ISODINE ESPUMA®  o jabón neutro. Trata de eliminar las partículas de tierra, y extrae si es posibles astillas, espinas, vidrios etc.

Presiona por al menos 3 minutos para detener el sangrado.

Seca bien con  una gasa estéril.

Aplicar antiséptico  – ojo – el uso de antiséptico no sustituye un lavado, es lo más importante para evitar una infección.

Cubre con una gasa estéril.

Si la herida es lineal, pequeña, poco profunda y los bordes se pueden afrontar, únelos con  tela adhesiva.

Cuando la herida es profunda y sangra mucho, cúbrela con una gasa estéril, presionando con un vendaje, y acude al servicio médico, probablemente necesite sutura.

El proceso curativo

1. Inflamación: durante los primeros días, la herida puede estar inflamada, roja y resultar dolorosa. Esta inflamación es la respuesta del organismo para proteger la herida de posibles infecciones.

2. Costra: mientras el cuerpo lleva a cabo su función curativa desde el interior, se forma una corteza seca (la costra) sobre la herida desde el exterior. La función de la costra es proteger la herida mientras la piel lesionada se cura por debajo.

3. Tejido nuevo: bajo la superficie protectora de la costra, se va formando el nuevo tejido. El organismo repara los vasos sanguíneos lesionados y la piel fabrica colágeno (un tipo de fibra proteica blanca y resistente) que vuelve a conectar el tejido previamente fragmentado.

4. Caída de la costra: cuando el proceso curativo termina, la costra se desprende, quedando una piel reparada y, a menudo, una cicatriz.

OJO – ACUDE AL MÉDICO SI:

Si el objeto que ocasionó la herida está sucio u oxidado,  existe la posibilidad de que se presente una infección por hongos o bacterias (tétanos), lo cual requerirá tratamiento específico.

Si los bordes de la herida tardan en cicatrizar, se ven rojizos o se forma pus.

Web : www.circulopediatrico.com
Redes sociales : facebook , twitter 

circulo pediatrico logo

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!