Mamá, ¿sabes que tengo novio?

Mi hija de seis años, me dijo hace unos días: “¿Sabes, mamá, que Miguel dice que es mi novio?”.
Seguramente, si nuestro hijo ya ha comenzado el colegio, nos ha confesado alguna vez que tiene
un novio o novia, que Fulanito se besa con su amiga María, o que esos dos de su clase son novios.
Incluso podemos escuchar en muchas ocasiones como los adultos, medio en broma, preguntan a
los niños si tienen novio o novia.
Esta ingenua declaración de mi hija, me sirvió para hablar con ella sobre la diferencia entre la
relación de amistad y la atracción natural que se puede sentir hacia alguien. ¿Por qué los niños
hablan de novios o novias? ¿Acaso se enamoran? D. José Luis Pedreira, psiquiatra y
psicoterapeuta, apunta que los niños no se enamoran antes de llegar a la pubertad, ya que todavía
no están preparados biológicamente para segregar las sustancias químicas que regulan la
atracción física y no están equipados para comprender debidamente la condición de elección
mutua que se produce en el noviazgo.
Nuestros pequeños no necesitan ser correspondidos en su fantasía, quizás la niña o el niño elegido
para ser novio, desconozca completamente sus sentimientos. Parece más bien una conducta
imitada, una influencia sociocultural, un juego, ya que ser novio de alguien es algo que hacen los
mayores cuando muestran sus afectos, y ellos se suman a esto de “ser novio” de alguien cuando
sienten una preferencia por algún amigo o se encuentran a gusto en la convivencia y trato con
algún niño de diferente sexo.
No conviene sorprenderse o preocuparse ante tales declaraciones, son una más de las múltiples
expresiones o juegos sexuales que tienen los niños.
Estos sentimientos pueden ser muy útiles para comenzar a orientar a nuestros pequeños sobre temas
sexuales, explicar la relación amorosa que se establece entre dos jóvenes que se besan en la calle
y que también se despertará en ellos, dar una la explicación de por qué las personas deciden
unir sus vidas y formar una familia, temas trascendentes e importantes para la vida de toda
persona. Conviene enseñar a los niños a interpretar sus sentimientos presentes y futuros,
mediante una comunicación nutrida con nosotros en las que se den respuestas claras y sinceras
a sus dudas, sus sentimientos y relaciones
con los demás.
Patro Gabaldón

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!