LOS HIJOS COMO ESPEJOS DE LOS PADRES

Los hijos como espejos de los padres

Por. Psic. Miroslava Ortega Medina

Especialista en Psicoterapia Psiconalítica

Los padres se preguntan: ¿por qué mi hijo reacciona así?, es importante darse cuenta que los hijos son una parte importante de nosotros, adquieren conductas similares en las diversas situaciones, sean conductas favorables o desfavorables.

Desde pequeños los niños tienden a imitar, es así como se empiezan a adquirir rasgos de personalidad, en una suma de identificaciones que será su “Yo” y su forma ser. 

Existen detonantes que nos hacen sentir estresados durante el transcurso del día, a partir de diversos factores (estados de ánimo, tiempo, dinero, responsabilidades, compromisos, etc.…) desde que despertamos a los niños, estos miran cada una de nuestras actitudes ante cada situación, así como su forma de resolverlos. Los padres son un continuo ejemplo para sus hijos, y estos los miran como sus maestros primarios o modelos en sus formas de ser y actuar, mostrando a los hijos un sin fin de emociones (felicidad, desconcierto, enojo, frustración, ira, tristeza, etc.). Estas acciones favorables o desfavorables son manifestadas a través del lenguaje oral y corporal.

Es por ello que los hijos tienden a desconcertarse con ciertas actitudes o conductas, ya que, los mismos padres desconocen su manera de ser, de reaccionar, de la misma forma ante tal desconocimiento, a los padres se les dificulta saber cual es la forma adecuada para intervenir cuando sus hijos presentan conductas conflictivas en las que ellos intervengan de la forma mas sana o apropiada.

Una recomendación favorable para lograr una mejor crianza, es una adecuada comunicación con los hijos, dando pie a que puedan expresar que es lo que sienten o piensan cada vez que observan a sus padres conductas inadecuadas ante diversas situaciones; logrando identificar primero la situación conflictiva y la reacción que presentan como padres. En esta observación cotidiana facilitará como padres, identificar en una situación determinada, donde están presentando sus fallas y así poderlas corregir en las conductas que se vayan presentando en sus hijos. El autoconocimiento permitirá transmitir a los hijos, conductas mas sanas para su desarrollo continuo, siendo el pivote principal, la observación de si mismos, que facilitará una formación emocional y una educación favorable, asimismo como resultado, una dinámica familiar, donde sus relaciones de padres e hijos será mas sana.

Nos daremos cuenta ante la observación continua y constante, que las conductas sanas o conflictivas de nuestros hijos, son el reflejo de nuestras formas de ser y de sentir.

“Las conductas de los hijos, son el espejo de las conductas de los padres”

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑