Las emociones en los niños Asperger

El síndrome de Asperger es un trastorno que se es diagnosticado en la mayoría de los niños que lo padecen cuando se tiene entre 5 y 9 años. Se manifiesta por primera vez en los primeros años de la infancia, de ahí su asociación con un trastorno infantil, pero es sin duda un trastorno crónico del desarrollo y del procesamiento de la información que persiste a lo largo de la vida del individuo. Su discapacidad es eminentemente social.

Es muy importante mencionar que los niños Asperger no presentan dificultad a nivel de sus capacidades cognitivas, pueden tener una inteligencia en un rango normal y en ocasiones superior a los niños de su edad.

En los niños Asperger el desarrollo innato de las emociones no se da, puesto que carecen de los mecanismos básicos para el reconocimiento, no solo de los sentimientos de las demás personas, sino que presentan muchas dificultades para expresar correctamente sus propias emociones. Para ellos mostrar empatía es difícil y no saben cómo hacerlo y en muchas ocasiones la forma de hacerlo no suele ajustarse a los patrones que nuestra sociedad dicta y puede llegar a ser percibida como poco empática por la mayoría de las personas. Por lo tanto es importante ayudarlos a reconocer al menos las cinco emociones básicas (Miedo, Alegría, Tristeza, Enojo, Amor) y cómo se observan en uno mismo y en los demás, lo que favorecerá un mayor ajuste, comprensión y manifestación emocional. Recordando que las emociones siempre tendrán un lenguaje no verbal que implicará, gestos faciales, posturas corporales y también palabras.

Les recomiendo este pequeño video de Youtube http://youtube.com/watch?v=vsFERoAz448 el cuál se le puede mostrar a los niños y preguntar qué emoción reconocen y por qué, ayudándolos a que vayan comprendiendo lo que sienten y cómo se manifiesta ésta emoción en su cuerpo.

Por otro lado, se pueden hacer dibujos de caras donde se demuestre en sus gestos faciales las emociones básicas, se pueden recortar la parte superior de la parte inferior y después mezclarlos, con la finalidad de que el niño vaya juntando las piezas de forma correcta mencionando la emoción que él cree que sea. Estos son algunos sencillos ejercicios que pueden ayudar a papas, maestros o cualquier persona que convive con niños Asperger, a ir reconociendo sus emociones y las de los otros.

Terapeuta Sandra González

Emotional Care México

Shares

Tags: , , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!