La Obesidad, Enfermedad del Siglo

obesidad

MC MVZ Gerardo Garza Malacara

aracalam@prodigy.net.mx

La obesidad no es un padecimiento exclusivo de los humanos, actualmente los animales de compañía también están afectados por esta enfermedad. La diferencia está en que los humanos la padecemos por malos hábitos de los que estamos consientes mientras que las mascotas, sean perros o gatos, dependen de nosotros totalmente para estar nutridos y no padecer obesidad, denominada como la enfermedad del siglo.

Les platicaré una anécdota que espero sirva de ejemplo para evitar este trastorno en sus mascotas. Cierto día llegó a la clínica un precioso cachorro de 3 meses de edad de raza Labrador, al momento de recibirlo me percaté a simple vista de que presentaba obesidad, sin embargo esperé para saber primero qué era lo que le aquejaba al pacientito antes de hacer alguna recomendación. Así que escuché atentamente a mi cliente, quien me decía “Doctor, Lucas presenta problemas para caminar, todos sus hermanos corren, suben y bajan con una facilidad impresionante pero él no, quisiera que me lo revisara para ver si tiene algún problema que hace que no sea tan inquieto como sus hermanos de camada.” Hizo una pausa y muy orgulloso me dijo “Pero ninguno de sus hermanos está tan bonito como él, véalo, él está lleno de vida, cachetoncito, pachoncito, ¿es una lindura verdad?” Y siguió hablando, “Como le decía, no sé por qué él no puede ser tan ágil como sus hermanos, además de que le veo sus manitas y patitas que se van hacia afuera.”

“Muy bien,” le dije, “vamos a revisarlo”. Como es costumbre, primero lo pesamos ya que en ocasiones las apariencias engañan. “¡Wow! 14 kilos y tres meses de edad, qué barbaridad,” comenté.

“Ya ve doctor, él está bien alimentado y debería tener más energía que sus hermanos y no es así.” Proseguí con la revisión de Lucas y noté que respiraba con dificultad y no presentaba ningún otro signo, no tenía fiebre y comía con singular entusiasmo, lo cual era evidente. Le pregunté “¿Qué está comiendo Lucas?” “Pues mire, por lo general le hacemos un guisado con carne, tortillas, arroz, los gorditos de la carne también y además lo completamos con las sobras que quedan de la comida y es porque lo queremos mucho y no deseamos que se canse de comer lo mismo todos los días, por lo que con esta variedad siempre come muy bien.” “Y como qué cantidad de ese potaje le da al día,” pregunté, y con una sonrisa en la boca me respondió, “Como 3 kilos repartidos durante el día doctor.” Mis ojos seguían creciendo del asombro conforme me seguía platicando el propietario, casi al borde de que salieran de sus órbitas por lo que estaba escuchando.

Entonces fue mi turno de hablar con el propietario y decirle lo que presentaba su cachorro. “Señor Pérez, el problema que presenta su cachorro es serio y necesitamos trabajar en conjunto, usted y yo, para corregir este problema que puede ser vital en su desarrollo y para su vida futura. Primero habrá que cambiarle la dieta, de manera paulatina, a un alimento balanceado de muy buena calidad para que su cachorro se recupere. Todos los problemas que tiene Lucas son producto de la obesidad que presenta y eso se debe tanto al alimento como a la cantidad que consume. Independientemente de que aunque está gordito y simpático, está anémico por falta de algunos nutrientes (vitaminas y minerales) que no se le están ofreciendo en su dieta y otros que están presentes en exceso, como lo es la grasa que emplea para la elaboración de su alimento. El sobrepeso afecta sus articulaciones produciendo un daño de crecimiento a nivel de cartílago lo cual producirá que los huesos largos se deformen y no se logre desarrollar de manera adecuada. Además, el sobrepeso puede llegar a producirle, en caso de continuar obeso, problemas circulatorios y fatiga extrema la cual ya está presentando cuando lo lleva con sus hermanos y no les aguanta el paso, eso no es otra cosa que exceso de peso en el cachorro. Puede también provocarle otros problemas como la diabetes, por lo tanto deberemos iniciar su tratamiento de control de peso a partir de este momento.” Afortunadamente el propietario captó la idea de que nosotros somos los responsables de mantener en estado óptimo a nuestra mascota y siguiendo las indicaciones médicas se logró corregir la obesidad. Ahora Lucas es un perro atleta con muy buena salud que acompaña a su propietario en su caminata matutina y nocturna. Es más fácil evitar los problemas cuando estamos consientes de que existen.

“Una mascota sana es una mascota feliz”

Redes sociales : facebook 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!