La Estación Espacial Internacional 

La ciencia ficción a lo largo del siglo XX ya había concebido en libros, revistas, series de televisión y películas la idea de una colonia humana en órbita terrestre. Así mismo la tecnología desarrollada desde los años 50, que permitió la llegada del hombre a la Luna, ya tenía la madurez suficiente para realizar el primer intento. Una vez más la URSS  competia con la NASA para colocar en órbita la primera estación espacial.

Antecedentes

Es así que el 19 abril 1971 la URSS lanzó el primero de nueve módulos de investigación espacial de larga duración, los Salyut (“saludo”).  Con esto se adelantaba a la NASA. Se realizaron seis misiones civiles denominadas “DOS” y tres militares  de nombre Almaz. La DOS-5 y la DOS-6 incorporaron un nuevo diseño con adecuaciones importantes como una escotilla para actividades extravehiculares y dos puertos de acoplamiento para dos naves simultaneas que podian ser tripuladas y/o de suministros como la nave “Progress” que reabastecía la estación para estancias prolongadas. Por primera vez, durante nueve misiones, recibió visitantes extranjeros entre ellos el primer astronauta hispano; el cubano Arnaldo Tamayo en 1980.

El programa Salyut había considerado dos misiones más las DOS-7 y la DOS-8. La misión DOS-7 se modificó y se le convirtió en el módulo central de un nuevo diseño de estación espacial; la “Mir” (Paz). Una última misión la DOS-8 sería la segunda versión la Mir-2, sin embargo tiempo después acabó siendo parte del segmento ruso de la Estación Espacial Internacional con el nombre Zvezda.

Por su parte  la NASA el 14 de mayo de 1973, lanzaría su primera estación espacial; el  Skylab, empleando la etapa S-IVB de 6.7 m de diametro por 14.6 de largo de un cohete Saturno V. Modificada para este proposito por McDonell Douglas, bajo el diseño y las especificaciones del centro espacial Marshal, quienes convirtieron este gigantesco tanque de combustible en un módulo habitable y de investigación. Se puede ver una réplica del Skylab en el museo Smithsoniano del Aire y del Espacio en Washington DC, y otra en el Houston Space Center y quizá haya otras más. En ésta se permite el ingreso lo cual resulta gratificante. A diferencia del programa soviético Salyut que implicó nueve naves y multiples visitas, el Skylab consistió en solo una nave espacial que recibió tres tripulaciones en diferentes intervalos a lo largo de sus dos años de servicio activo.  Su tercera y última tripulación regresó el 8 de febrero de 1974. Quizá los problemas que ocasionaron la pérdida de parte del blindaje térmico, la falta de un panel completo de celdas solares y diversas fallas eléctricas y en el sistema de estabilización limitaron su uso. Después de cinco años de estar a la deriva, sin uso, esperando los elementos que le darían nueva vida, finalmente el Skylab fue desorbitado el 11 de julio de 1979. Precipitandose a Tierra se desintegró. Algunos fragmentos cayeron sobre una zona rural al occidente de Australia, nadie resultó herido. El programa demostró que los seres humanos pueden vivir y trabajar en el espacio exterior durante largos periodos de tiempo.

Misión Apolo-Soyuz un hito en las relaciones URSS-USA

Un paso fundamental en el proyecto de la EEI fue la misión Apolo-Soyuz que para algunos indica el fin de la carrera espacial y que sin duda marca el inicio de la cooperación entre las únicas potencias espaciales de entonces, al ser la primera misión tripulada realizada como un esfuerzo conjunto entre los dos países. Aunque la duración de la misión fue de solo nueve días del 15 al 24 de Julio del 1975, ésta fue un rotundo éxito para ambos paises, se realizaron prácticas para futuras misiones conjuntas incluyendo experimentos científicos. Recuerdo que se mencionó inclusive la posibilidad del rescate de astronautas en caso de emergencia. También constituyó una expresión de la cooperación existente al momento entre los dos paises.

La planeación inició desde 1970 y la ejecución de la misión Apolo-Soyuz comenzó en el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán con el lanzamiento de la Soyuz 19 el 15 de julio de 1975, a las 8:20 am EDT, llevando a los cosmonautas Alexei Leonov y Valeri Kubasov. Horas más tarde, siguió la nave Apolo, despegando del Centro Espacial Kennedy de la NASA a las 15:50 hrs. A bordo se encontraban los astronautas Thomas Stafford, Vance Brand y Donald Slayton.

Durante los primeros dos días, las tripulaciones de los vehículos Soyuz y Apolo hicieron ajustes orbitales, estableciendo las naves en una órbita circular de 229 kilómetros. El acoplamiento se logró el 17 de julio a las 24:12 encima del Océano Atlántico. Una audiencia global observaba por televisión el desarrollo del histórico acontecimiento.

Las naves espaciales se separaron el 19 de julio a las 11:26 am Soyuz 19 se quedó en órbita un día adicional para llevar a cabo experimentos de ciencias de la vida. Su misión terminó el 21 de julio a las 6:51 am aterrizando cerca del cosmódromo de Baikonur. Esta fue la primera misión soviética donde lanzamiento y aterrizaje fueron televisados.

En tanto la astronave Apolo y su tripulacion permanecieron en órbita cinco días más. El 24 de julio amarizó en el Océano Pacífico, al oeste de Hawai a las 17:18 EDT esta fue la última llegada al océano prevista para los vuelos espaciales tripulados de los EEUU.

Estación Espacial Mir

Iniciando en febrero de 1986, la Unión Soviética URSS en un período de diez años construyó la primera estación espacial que contempló el ensamblaje de varios módulos para su configuración se le llamó Mir (“Paz”), la cual se convirtió en la primera colonia de larga duración para varias tripulaciones en órbita, incluyendo un programa estadounidense con el transbordador espacial.

Del lado estadounidense, los primeros planes de la NASA de poner una estación espacial (“Freedom”) en la década de 1980 nunca se hicieron realidad por problemas presupuestales y demoras técnicas.

Programa Shuttle-Mir

El éxito de la misión Apolo-Soyuz en julio de 1975 fue el paso definitivo para que al no tener una estación propia, y aprovechando las capacidades de su flamante transbordador espacial, la NASA realizara varias misiones conjuntas en la estación espacial Mir.

De febrero de 1994 a junio de 1998, los transbordadores espaciales hicieron 11 vuelos a la estación espacial rusa Mir, y astronautas estadounidenses realizaron siete estancias a bordo de ésta. Los transbordadores espaciales también llevaron a cabo intercambios de tripulación y entregaron suministros y equipos.

Entre marzo de 1995 y mayo de 1998, científicos de la NASA y rusos llevaron a cabo experimentos diseñados para responder preguntas básicas acerca de cómo los seres humanos, animales y plantas funcionan en el espacio, cómo se originó y desarrolló nuestro sistema solar, cómo podemos construir una mejor tecnología en el espacio y la forma en que se pueden construir estaciones espaciales en el futuro.

La Mir unida al Transbordador espacial tenía una masa de 250 toneladas, lo que la hizo el satélite más voluminoso en órbita de su época. La estación y sus tripulaciones sobrevivieron a una serie de accidentes incluidos un par de incendios y una colisión con una nave de suministros Progress. Estuvo en riesgo la funcionalidad en varias ocasiones, una de estas contempló la pérdida total de energía eléctrica. Los Cosmonautas demostraron sus habilidades reparando en cada ocasión los desperfectos. Estos sucesos representaron oportunidades de aprendizaje diversas que se aplicaron en la EEI.

En algún momento a finales de los años 90, la empresa RKK Energía, fabricante de las naves Soyuz, presentó una propuesta para regresar los módulos de la Mir uno por uno empleando el transbordador norteamericano, la cual no prosperó por dificultades técnicas y económicas. El destino de la Mir estaba sellado; se desorbitaría en su momento, lo cual sucedió en el 2001.

Diseñada inicialmente para un período de 5 años extendió su vida útil varias veces más. Durante sus años de operación se realizaron más de 23,000 experimentos científicos, de ciencia de materiales, mediciones de fenómenos en la Tierra. Se realizaron más de 78 actividades extra vehiculares o caminatas espaciales. Se probó la utilidad del concepto de diseño y construcción modular que se usó luego para la EEI. La medicina espacial dio un gran avance al conocer mejor los efectos de la microgravedad sobre el organismo, al igual que los estudios del comportamiento humano o psicología del espacio. Queda claro el importante papel que tuvo la Mir en el avance de la Cosmonáutica, y como precursora del siguiente modelo de estación espacial.

Fin de la misión Mir

La última visita que recibió la estación Mir fue de la misión Soyuz TM-30, con dos cosmonautas, que reresaron a Tierra el 16 de junio del 2000, dejando la estación deshabitada. Había reunido un total de 3,644 días de tripulación por seres humanos, el registro más largo hasta el momento.

El 23 de marzo del 2001 una nave Progress que estaba unida a la Mir, le dio el impulso final para desorbitar la estación y que los restos no consumidos, que se calcularon en aproximadamente 20 toneladas en fragmentos, cayeran al sur del Oceano Pacífico cerca de las islas Fiji, aparentemente sin causar ningún percance del que se haya tenido noticia.

Nace la Estación Espacial Internacional

Con la desintegración de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) en 1991, aunado a los problemas técnicos por envejecimiento que presentó la Mir, los altos costos en el lanzamiento de naves al espacio, fueron los principales motivos para que agencias espaciales de varios países como NASA, Roscosmos, ESA, JAXA y otras naciones comenzaran a destinar recursos de manera conjunta para el diseño, construcción y operación de lo que conocemos ahora como la “Estación Espacial Internacional” (ISS- International Space Station – por sus siglas en inglés), en el año de 1993.

La ISS es ante todo, un laboratorio espacial Internacional en órbita baja, diseñado con el objeto de aprovechar su entorno único de microgravedad, exposición al espacio y largo plazo que permite investigaciones que no se podrían llevar a cabo de cualquier otra forma en campos diversos como: Ciencias de la vida, medicina espacial,  ingenierías, astrofísica, astrobiología, clima espacial, así como observación de la Tierra, y otras. También desempeña un importante papel como ubicación permanente para humanos en el espacio, un lugar en el que podemos aprender a vivir y trabajar.  Representa la cooperación internacional por excelencia ya que está conformada por 5 Agencias espaciales que representan a 15 países.

  • NASA: Estados Unidos de América
  • ROSKOSMOS: Rusia
  • JAXA: Japón
  • CSA: Canadá
  • ESSA: Italia, Francia, España, Alemania, Inglaterra, Suiza, Dinamarca, Suecia, Bélgica

Como se mencionó más arriba, el primer componente de la Estación Espacial Internacional fue el módulo ruso proveniente del programa Mir-2 llamado Zarya (“Amanecer”) que provee electricidad, propulsión y almacenaje. Puesto en órbita baja (370 kilómetros sobre la superficie) por un cohete ruso Protón el 20 noviembre de 1998. El Segundo Módulo llamado Unity, para servir de atraque, e interconexión de origen estadounidense, se ensambló al módulo Zarya desde el transbordador espacial Endeavour el 2 de diciembre 1998.

Año y medio después en el 2000, en julio se integró el módulo Zvezdá que contiene los sistemas de soporte de vida, en octubre se colocó la estructura para telecomunicaciones ITS Z1  y finalmente llegaron los primeros habitantes el 2 de noviembre y el siguiente mes se instaló el primer panel fotovoltaico para proveer energía eléctrica.

Con esto se inauguraba oficialmente la operación de la nueva Estación Espacial Internacional. Los siguientes módulos de la estructura siguieron llegando uno a uno con cada viaje del transbordador espacial estadounidense hasta el 21 de julio del 2011 fecha de su último viaje. Se ensamblaron correspondientemente, hasta la terminación en 2013 al menos en esta etapa con la instalación del laboratorio ruso multipropósito Naúka. Para entonces las dimensiones aproximadas de la EEI son de aproximadamnte 110 m × 100 m × 30 m, y estará en servicio al menos hasta el año 2024. Se desplaza en promedio a unos 350 kilómetros de altura SNM a una velocidad media de 27.700 km/h y describe 16 órbitas al día, su masa es alrededor de 420.000 toneladas.

Ahora es el satélite más grande que se haya enviado jamás al espacio. Como sabemos el registro anterior perteneció a la EE Mir.

Shares



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!