Estrés Infantil.

El estrés en la niñez puede ser provocado por cualquier situación que requiera un cambio o adaptación. Dichas situaciones a menudo causan ansiedad. El estrés puede ser evocado por cambios positivos como comenzar una actividad. Pero está vinculado con más frecuencia con cambios negativos como enfermedad o fallecimiento en la familia.

El estrés es una respuesta a cualquier situación o factor que crea un cambio emocional o físico negativo o cambios de los dos tipos, es un aspecto ineludible de la vida y lo pueden experimentar personas a todas las edades. Cierto nivel de estrés es útil pues sirve de motivación, pero el exceso de estrés puede inferir con la vida, actividades y salud del individuo.

La experiencia previa, la educación y el apoyo permiten que la mayoría de las personas respondan de forma apropiada y cambien cuando las circunstancias lo exijan. La respuesta al estrés es una condición tanto aprendida como natural y  o puede ser natural y saludable o inadecuada y perjudicial. El estrés puede afectar la manera en que las personas piensan, actúan y sienten.

Todas las personas tienen respuestas naturales ante el estrés (aumento de la vigilancia, agresividad y bloqueo del dolor) que les permite sobrevivir mientras el cuerpo reconoce y responde ante un estrés severo. Los niños aprenden a responder al estrés por la experiencia personal y por observación. En la mayoría de los casos, el estrés experimentado por un niño puede parecer insignificante en los adultos, pero como los niños tienen pocas experiencias previas de las cuales aprender, incluso las situaciones que exigen cambios pequeños pueden tener un impacto enorme en los sentimientos der seguridad y confianza del niño.

El dolor y la enfermedad son las principales fuentes de estrés en los niños. Los  tratamientos médicos son aun más estresantes. El reconocer la existencia de estrés en los padres (como el que se ve durante el divorcio o crisis financieras) puede ser muy estresante para el niño al igual de la muerte de un ser querido. 

SIGNOS DE ESTRÉS NO RESUELTO EN LOS NIÑOS

FISICOS:

  • Dolor de cabeza.
  • Molestia estomacal
  • Problemas para dormir
  • Pesadillas
  • Mojar la cama
  • Cambios en hábitos alimenticios.

Otros síntomas físicos sin enfermedad.

EMOCIONALES:

  • Ansiedad
  • Preocupaciones
  • Incapacidad de relajarse
  • Miedos nuevos o recurrentes
  • Aferrarse al adulto
  • Ira
  • Llanto
  • Incapacidad para controlar sus emociones
  • Agresión
  • Regresiones
  • Apatía

Es muy posible que el niño no se dé cuenta de que esta estresado .Los padres pueden sospechar que el niño tiene estrés excesivo si este ha tenido que experimentar una situación estresante y comienza a sentir estos síntomas.

Si el niño parece tener indicios de estrés, los padres deben pedir ayuda profesional para que se refiera a un psicólogo  especialista infantil, ya que este podrá evaluar y darle un tratamiento al niño para aliviar las causas del estrés, Además el especialista podrá aconsejar a los padres para minimizar los problemas que lo están causando.

Psic. Montserrat Camacho Besoy

Especialista en CAPI

Web: www.capi.com.mx

Tel: 56.98.56.24/ 62.98.08.37

Redes sociales: Facebook, Twitter 

E-mail: psicologosespecializados@capi.com.mx

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!