¿Estoy siendo un buen padre?

En ocasiones el ritmo de  vida  vertiginoso  de la ciudad no nos permite  reflexionar sobre  el papel que como padres fungimos para nuestros  hijos.  Este  2015 está por cerrar y representa un excelente momento para  mirar en retrospectiva todo  aquello que como  familia se  ha  caminado:

¿He  sido  buen padre? ¿Hice lo  necesario? ¿Le di  aquello que  necesitaba? ¿Supe escucharlo? ¿Lo procuraré de manera integral?

Cada una de  las respuestas que se  generen de estas u otras preguntas que te hayas formulado, es importante acomodarlas en  el cajón correcto, pues toda esta información, es solo eso,  información, que  de utilizarla  de  forma estratégica te  abrirá los caminos para  obtener todas aquellas cosas que  merecen y  tanto anhelan.

La  vida es una  hermosa oportunidad para  reinventarnos  día  a día y  así lograr  la mejor versión de nosotros mismos,  personas conscientes de  nuestra  humanidad y  de lo perfectibles que podemos  ser, en primer lugar para lograr un equilibrio interno y  luego  transmitirlo con nuestros seres  amados.

Existen  algunos  paradigmas comunes que  suelen surgir desde la culpa y el miedo, por lo que te los  compartimos  pues  tu  hijo necesita de que  te liberes de  ellos:

  • Necesito ser perfecto: tu hijo no lo necesita, pues además de que  resulta ser una carga muy  pesada  al andar, no le ofreces el escenario real que hay  en la
  • Siempre debo estar feliz: esto es una gran falacia pues tienes el  derecho de experimentar y mostrar todas  tus emociones,  enséñale  que a través de la resiliencia todo se puede encausar.
  • Lo que hice o dije afectará de por vida a mi  hijo: no pierdas de vista que cada persona  tiene el poder de elección sobre  su  propia  vida, él  o ella con el tiempo procesará que hiciste lo mejor que pudiste en el momento.
  • No le he dado tiempo suficiente: la cantidad de tiempo que  pases no significa calidad,  busca que en los momentos  en que convivan  se  fomente  paz, amor y armonía.
  • Primero mis hijos, antes que yo: si bien  nuestros hijos son nuestra  motivación, es importante que  cuides  tener una vida  balanceada, no  olvides que somos seres integrales y que  necesitamos de  cada  eslabón  para sentirnos plenos.
  • Tengo que resolverle su vida, sin mí no puede: la habilidad de  ser independientes, se fomenta  a  través de  las  oportunidades que  la vida nos  regala en forma de  retos; permítele experimentar el caerse y tener que  levantarse, esto forjará  su  carácter.

Nadie nos  ha enseñado a  ser padres ni hijos.  Tampoco existe un  manual prestablecido,  recuerda que  cada relación se construye a través de  contextos y herramientas diferentes, por lo que  ten la paciencia necesaria para  descubrir la  fórmula que como  familia  les  funcione.

Tu hijo,  no necesita de  nadie más, te  necesita  a ti, disfrutando de este proceso de  vida tomado de tu mano.

LTCH. Mariana  Zamudio  Ortega

Directora  General  Unique

Tel: 56-84-55-48

Web: www.comunidadunique.org.mx

Redes sociales: Facebook 

E-mail: contacto@comunidadunique.org.mx

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!