Emprender para autocompetir

 

Por: María del Carmen Cabrera Cisneros, fundadora de BusinessKids

Conforme los niños van creciendo van desarrollando habilidades, muchas de ellas son las que les permiten adaptarse al medio en el que viven, a su familia, a la escuela, a su círculo de amigos….

Estas habilidades les permiten integrarse y las van desarrollando cada vez más, hasta que llegan a la vida adulta.

Si bien son herramientas de gran utilidad en la vida, cuando no se estimulan de la forma correcta, el desarrollo va mermando otras habilidades o competencias en los niños.

El precio de ser aceptado puede ser el dejar de ser ellos mismos.

El competir contra terceros, ya sea en deportes, en casa frente a los hermanos o a nivel escolar, les hace perder la capacidad de auto competir, ser mejor cada día sin importar lo que los demás hagan o dejen de hacer.

Hacer felices a sus padres dedicándose a lo que ellos son, o a lo que no pudieron ser, los aleja de sus propios sueños, de su vocación.

Aprenden conceptos como sus padres o maestros se los enseñan y van matando su capacidad de cuestionar.

Todos necesitamos adaptarnos al entorno, pero ¿por qué no permitirles hacerlo de manera proactiva? ¿Siendo parte activa de su propio desarrollo?

El emprendimiento infantil permite a los niños ser motor de cambio, proponer, echar a volar sus ideas y ser escuchados. Luchar por sus sueños y competir contra ellos mismos para ser mejores personas, mejores estudiantes y, por supuesto, mejores emprendedores.

Cuando un niño entra a BusinessKids y vive la sensación de logro que da el emprendimiento, descubre que puede enfrentar otros retos, de pronto cree en sí mismo y se atreve a luchar por sus sueños; sabe que sus padres y maestros están ahí para guiarlo por la vida pero también descubre que la fuerza está dentro de sí mismo.

Ya no solamente se adapta al entorno sino que se atreve a crear el propio.

Respeta pero cuestiona, socializa y sabe cuándo ser líder, comunica sus sueños y convierte a padres y maestros en aliados, elige su futuro con libertad. Sabe que al crecer no tendrá que estudiar lo que otros digan, sino lo que su corazón le mande. No tendrá que trabajar en donde lo contraten sino donde él decida. ¿Y si no existe? ¿Cuál es el problema?, ya sabe crearlo.

¿Quiéres saber como enseñar a los niños a emprender para su autocompetición?

Visita a nuestros amigos de Business kids aquí 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

[recaptcha]

Shares

Tags: , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!