EMPIEZA EL AÑO CON HÁBITOS SALUDABLES

En este inicio de año, te invitamos a descubrir de la mano de Plaza Sésamo ideas entretenidas y creativas para que los niños conozcan la importancia de comer de manera sana, de mantenerse activos físicamente y de tener una higiene adecuada.

La clave para tener una vida saludable es empezar a temprana edad. Entre los dos y los cinco años de edad, los niños comienzan a desarrollar preferencias alimenticias y sus cuerpos cambian rápidamente: mejoran el control físico, las destreza motrices, el equilibrio y sus músculos se fortalecen.

Cada comida es una oportunidad para una experiencia familiar saludable. Si ellos aprenden a elegir alimentos saludables ahora, seguirán haciendo elecciones alimenticias saludables toda su vida.

CONSEJOS SALUDABLES  PARA PRACTICAR CON LOS NIÑOS:

Explica a los niños que los nutrientes que contienen los alimentos ayudan a que nuestro cuerpo haga todo, ¡desde pensar hasta correr!

Comer muchas frutas y verduras los ayuda a crecer sanos y fuertes:

  • Pide a los niños que dibujen sus frutas y vegetales preferidos.
  • Inventen  juntos una receta para una ensalada riquísima con los alimentos que dibujaron y escríbanlo en un pizarrón.
  • Hay un alimento que corresponde a cada color del arco iris. Dales ejemplos de frutas y verduras con estos colores y háblales de sus ventajas.
  • Coman de colores haciendo que los niños agreguen un trocito de arco iris a todo lo que comen.
  • Divide la mesa en 5 partes y en cada parte pongan alimentos como ejemplos de desayunos, comida, cena y 2 colaciones saludables.

Tomar leche los ayuda a crecer y fortalece huesos y dientes

  • Pide a los niños que dibujen un desayuno saludable.
  • ¿De donde viene la leche? ¿Cuáles son los animales que nos dan leche?
  • Pídeles que dibujen una vaca en sus cuadernos.
  • Juntos identifiquen las diferentes partes del cuerpo que se fortalecen con la leche.

Practicar una actividad física puede ser muy divertido al hacerlo parte de sus juegos. Moverse ayuda a mantener un cuerpo ¡sano y fuerte!

Hacer ejercicio los ayuda a sentirse bien.

  • Participa en un juego energético con tus niños. Griten ejemplos de movimientos como “¡Brinca!”, “¡Salta!”, “¡Corre!”, o “¡Gatea!” y pídeles que hagan estos movimientos.
  • Hagan ejercicios sencillos, por ejemplo: brincar con un solo pie dos veces y luego con el otro igual, acostarse boca arriba y hacer como si anduvieran en bicicleta por 10 segundos, salten10 veces seguidas.

Pide a los niños que mencionen lo que pueden hacer con sus pies; por ejemplo, pisar fuertemente contra el suelo, patear una pelota, saltar la cuerda, balancearse en un pie, saltar y correr. 

  • Bailar es un excelente ejercicio, ponles una canción de moda y hagan una coreografía divertida.

    Salgan y hagan estas cosas. Pregúntales: ¿Cuáles movimientos hacen que su corazón lata más rápido?

    La higiene es esencial para mantener una buena salud. Explícales que al lavarnos con agua y jabón nos quitamos los gérmenes que pueden enfermarnos. Recuerda a los niños que el calcio ayuda a fortalecer los dientes y los huesos y dales una lista de alimentos que son ricos en calcio, incluyendo algunas fuentes poco comunes, tales como el brócoli y las almendras, mencionando que después de comerlos hay que lavarse los dientes.

    Cepillarse los dientes después de cada comida los hace ¡brillar!

  • ¡A contar cuentos! ¿Qué les pasó la última vez que perdieron un

    diente? Pregúntales y juntos hagan un cuento.

  • ¡Enriquezcan el vocabulario! Hagan una lista de todas las palabras que tienen que ver con cepillarse los dientes.

  • Platícales acerca de la importancia del lavado de dientes y porqué debemos cepillarlos después de cada comida, especialmente cuando consumimos alimentos azucarados.

  • Diviértanse practicando los movimientos del cepillado de los dientes con ayuda de un trapeador para limpiar el piso.

    Al bañarse hay que limpiar desde los pies a la cabeza.

  • Practiquen juntos cómo lavarse las manos.  ¿Qué se necesita para lavarse las manos?

  • Enséñales como bañarse con movimientos de pies a cabeza y diviértanse haciendo estos movimientos rápidos, lentos y al ritmo de alguna canción.

  • Los niños aprenden mucho jugando con el agua, pero recuerda, siempre bajo la supervisión de un adulto. A los preescolares especialmente les encanta verter agua; a la hora del baño tengan embudos y recipientes de diferentes tamaños a mano.

Shares

Tags: , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!