El Reto de Emprender

Muchas veces vemos empresarios exitosos y pensamos que tienen suerte o que el destino los colocó en la posición en la que están, pero cuando conocemos a fondo sus historias, podemos descubrir que, detrás de su éxito, hay un camino de esfuerzo, perseverancia y decisión, pero, sobre todo, hay un sueño que se atrevieron a seguir.

Emprender es mucho más que tener conocimientos de mercadotecnia o administración.

Un emprendedor tiene una autoestima alta y cree en sí mismo, lucha por hacer realidad sus sueños y alcanzar sus metas.

Un niño cree en sus ideas, persigue sus sueños, es tenaz y perseverante, y si estas cualidades se fomentan, puede llegar a la vida adulta con la firme creencia de que puede lograr todo lo que se proponga.

El emprendimiento infantil, más que jugar a los negocios, es una práctica que permite al niño enfrentarse a metas y retos, perseguir sus sueños, desarrollar su creatividad y practicar la toma de decisiones.

Cuando los padres y maestros creen en el pequeño y en sus emprendimientos, desarrollan su autoconfianza y, la creencia en sí mismo, incrementa su autoestima.

Para los padres, el ver convertidas en negocio las ideas de los niños, significa, muchas veces, enfrentarse a algo desconocido, a un reto. El miedo a que el niño lleve a cabo actividades propias de los adultos, a que tenga que trabajar o a que piense solamente en ganar dinero es causado por las falsas creencias que hay sobre el tema.

Emprender en la infancia es transformar los sueños en realidad, desarrollar los talentos que se tienen desde niño, divertirse, aprender a cuidar el dinero y valorar lo que cuesta ganarlo, mientras se aporta algo positivo a este mundo.

¡Creer en el sueño de un niño y apoyarlo para alcanzar sus metas es el pilar que lo llevará al éxito en todas las áreas de su vida!

 D. I. María del Carmen Cabrera Cisneros

Shares



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!