El papel de la nutrición en el aprendizaje

Es importante como padres cultivar  buenos hábitos alimenticios en los hijos desde una temprana edad, porque éstos serán indispensables en la prevención de  futuros problemas de salud en la vida adulta; además de que jugaran un papel importante en su desarrollo motor, lingüístico, cognitivo, y socioafectivo.

Los tres primeros años son los más cruciales para el desarrollo del cerebro; por ello, como padres es nuestro deber tener herramientas que nos permitan propiciar éste desarrollo, empezando por su alimentación. Proporcionar nutrientes a nuestros hijos, sus primeros años de vida, les permitirá prepararse para los años escolares y favorecerá su aprendizaje en éstos.

Ahora, si ustedes como padres se preguntan ¿Cuál es la relación existente entre la alimentación de mis hijos y su aprendizaje? Me da gusto que lo hagan y es por eso que a continuación enlistare una serie de puntos que relacionan a ambos temas y  que pueden guiar o ampliar su visión respecto a ello.

  • Los niños bien alimentados tienen mejores condiciones para desenvolverse en su entorno y para aprender, que aquellos que tengan carencias en esta área.
  • La nutrición de calidad no únicamente mejora la salud de los niños pequeños, sino que también los prepara para la educación básica.
  • Ciertos nutrientes de algunos alimentos, como las vitaminas y minerales; le proporcionan al cuerpo los elementos necesarios  para aprovechar los estímulos provenientes del exterior, que favorecerán del desarrollo de nuestro hijos.
  • El hierro y el omega 3, son necesarios para el crecimiento saludable del cerebro, cualquier deficiencia de estos elementos tendrá repercusiones en el desarrollo. El pescado, verduras de hoja verde obscura, cereales integrales y frutos secos; son algunos alimentos que contienen ambos elementos.

En conclusión, una dieta bien balanceada asegura que los niños consuman cantidades adecuadas de los nutrientes que necesitan para aprender y desarrollarse. Esta educación alimenticia debe llevarse a cabo en todas las esferas de su vida: casa, escuela y espacios de recreación.

Mi rol como padre es garantizar que mi hijo reciba los nutrientes apropiados; por lo que es importante que cada producto que consumamos, sea previamente revisado; debemos tratar de reducir el consumo de productos enlatados; evitar comprar productos que sepamos que contienen hormonas u otros químicos; realicemos las comidas necesarias en las porciones adecuadas y por supuesto también procuremos hacerlo siempre en familia. Los niños imitan modelos, y si nosotros como padres poseemos buenos hábitos alimenticios, será más fácil para ellos llevarlos a cabo.

 Lic. Nayeli S. Alvarado Hernández

Terapeuta en Comunicación Humana

Facebook: comunidadunique

www.comunidadunique.org.mx

contacto@comunidadunique.org.mx

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!