El 1er. día de clases

 

La vida escolar es tan importante para un niño como el trabajo y las responsabilidades para los adultos. El tiempo de vacaciones es un tiempo de ocio y diversión y pensar en tener que cumplir con las exigencias de las rutinas escolares nuevamente puede traer algo de estrés.
Por eso, como buenos padres que somos, es preciso preparar con anticipación a nuestros hijos para el retorno a clases. Los momentos que por naturaleza son más estresantes son el ingreso de primera vez al kinder y el paso de éste a la escuela. Los más chiquitos suelen manifestar su angustia y desconcierto ante la nueva etapa con llanto y el amarrarse a sus papás a la hora de dejarlos en la escuela. Esto es normal y se relaciona al mecanismo de supervivencia de sus cerebritos llamado “angustia de separación”. Los pequeños se desequilibran emocionalmente ante lo desconocido. Nuevo ambiente sin papá y mamá, nuevos adultos al mando y un montón de niños que no habían visto en su vida. Es por todo esto que nuestro apoyo es tan necesario e importante para ellos. Además la respuesta asertiva de los padres ayudará a los niños a adaptarse rápidamente. Transmitirles seguridad y confianza a través de la empatía hacia sus sentimientos son las herramientas básicas para acompañar este proceso. Es conveniente pasar por la escuela antes de iniciar clases o visitarla con anterioridad junto a ellos. También hablar positivamente de la escuela, tal vez mencionando lo que a nosotros más nos gustaba cuando éramos niños de la escuela. Involucrarlos en la compra de uniformes y útiles permitiéndoles escoger algunos, es otra herramienta efectiva. Anticiparles como serán los procesos y la nueva rutina. Ayudaría hacer un dibujo de los pasos en una cartulina que esté a su vista. El momento de la despedida en la puerta de la escuela debe ser amoroso y corto. Hay que evitar titubeos porque solo causará más ansiedad tanto al padre como al niño. Transmitir seguridad con palabras cariñosas como “sé que estarás bien y verás como pronto estoy de regreso por ti”. Esto hará que elniño se sienta más calmado y al entrar a la escuela se recuperará prontamente para incorporarse a sus rutinas y tareas.
Por otro lado, la transición de nuestros hijos más grandecitos del kinder a la escuela, también es un proceso que debemos acompañar con amor y respeto. El desconocimiento del nuevo sistema educativo, la incertidumbre de cómo serán sus maestros o profesores, el que tan “buena onda” serán los nuevos compañeros de clases, dejar atrás un ambiente conocido con amigos y maestros incluidos, suelen ser factores que pueden causar ansiedad y estrés en los niños. La forma de apoyarlos en esta transición de sus vidas es manteniendo una comunicación abierta, constante y empática. La motivación y el seguimiento continuo son pilares. Armar una rutina y participarlos de su creación. Hablarles sobre la importancia y el privilegio que representa poder concurrir a la escuela y acceder a una educaciónque los ayudará a lograr sus metas.

Además de todas estas acciones amorosas de acompañamiento a la vida escolar de nuestros hijos, es fundamental también enseñarles de antemano sobre los comportamientos adecuados que los niños deben tener tanto en el salón de clases como en el recreo. Hablarles de sus derechos y la importancia del respeto hacia los demás. No permitir que nadie los agreda (ni compañeritos, ni adultos), enseñándoles a decir eso NO ME GUSTA y a pedir ayuda en caso de que no pare la situación desagradable. Así mismo enseñarlos a hablar y a expresar sus sentimientos en lugar de pegar o agredir. Sin dudas, esto llevará un tiempo de implementarse, pero la constancia da maravillosos resultados y niños con una inteligencia emocional elevada. Otro punto importante a tomar en cuenta es instruirlos en educación sexual desde pequeños, enseñándoles de acuerdo a su edad lo que estén preparados para saber. Es recomendable consultar una fuente fiable al respecto para estar informados y no causarles confusiones.
Con todos estos consejos de Disciplina Positiva, estoy segura que el inicio o regreso a clases será más fácil y agradable tanto para ti como para tus hijos. Espero que lo disfruten!

Por Carla Herrera
Directora de Pequeño Gran Humano
Educadora de Padres Certificada en Disciplina Positiva

Web: www.pequenogranhumano.wordpress.com

Redes sociales : facebook , twitter 

 

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑