Dislalia Infantil

Desarrolo Infantil

CUANDO LOS NIÑOS NO PRONUNCIAN BIEN LAS PALABRAS

El lenguaje es nuestra característica más humana. Es esencial para aprender, trabajar y relacionarnos. Es nuestro principal medio de comunicación.

La pronunciación de los sonidos del lenguaje, al igual que los otros elementos del habla, es una habilidad que el niño debe adquirir a lo largo de su desarrollo. El niño comenzará emitiendo los sonidos más simples,  a medida que sus habilidades mejoren comenzará a pronunciar sonidos más complejos y finos que requieran de más músculos y órganos.

Con la producción de las primeras palabras, entre los 12 y los 18 meses de edad, comenzarán los primeros errores de pronunciación. Es muy común que a la terapia del lenguaje lleguen niños con problemas en la pronunciación de alguna palabra. El niño dirá “lete” cuando se refiera a “leche” o “opa” por “sopa”. Estos errores son la consecuencia de la inmadurez de su lenguaje que tiende a simplificar los sonidos para que resulte más sencilla su pronunciación.

 A medida que avance en la adquisición de habilidades articulatorias, los patrones fonatorios se irán automatizando, mejorando su pronunciación y su fluidez verbal.

Cuando este proceso de adquisición de habilidades de pronunciación del lenguaje no se realiza con normalidad hablamos de Dislalia.

Dislalia es el trastorno de la articulación, por función incorrecta de los órganos periféricos del habla, sin que haya lesiones o  malformaciones de los mismos.

Este trastorno se va a manifestar en errores en la producción de sonidos como la sustitución de una letra por otra (el niño dice “pelo” en vez de “perro”) o la omisión de consonantes (“asa” en vez de “casa”).

Este trastorno suele presentarse entre los tres y los cinco años y es el trastorno del lenguaje más común en los niños. Suele ser detectado sin dificultad por padres y profesores, sin embargo, es menos frecuente que se decida realizar un adecuado diagnóstico e intervención  por especialistas debido a la creencia errónea de que la Dislalia es un problema que desaparecerá con el tiempo sin intervención.

La Dislalia suele provocar problemas de comunicación del niño con su entorno y suele asociarse con retrasos en el desarrollo del lenguaje.  Cualquier dificultad de habla lenguaje puede tener un efecto significativo en las destrezas sociales, académicas y en el comportamiento del niño.

Mientras más temprano se identifique y se trate un problema del lenguaje, mejor será el pronóstico. Las  dificultades no identificadas o tratadas a tiempo pueden persistir o empeorar.

La intervención temprana y efectiva puede  ayudar a los niños a ser más exitosos en la lectura, escritura, destrezas académicas y en sus relaciones interpersonales.

El consultar a un especialista en este caso un terapista de lenguaje le ayudará a establecer un diagnóstico y aclarar todas sus dudas. En CAPI contamos con un amplio grupo de especialistas que le ofrecerán de manera profesional y honesta servicios multidisciplinarios para la detección temprana y oportuna de cualquier alteración en el área del lenguaje.

Clínica de Atención Psicológica CAPI

Shares



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!