Cyberbullying: Cuando el teclado es más poderoso que la espada.

Captura de pantalla 2015-05-05 a las 18.13.51

El Bullying es violencia. Se trata de una forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se manifiesta en diversos contextos sociales, por ejemplo, en el ambiente escolar. Sin embargo, durante las últimas décadas ha sido posible ampliar los canales de comunicación e intercambio de información, a través de distintos medios. Actualmente, ya no se trata sólo de ser receptores de información desde la prensa, la radio o la televisión. Hoy en día, el usuario de medios electrónicos es capaz de generar, manipular y difundir información casi en la misma medida que otros dispositivos de alcance global, todo esto gracias al fenómeno de la Internet. El impacto de dichas posibilidades ha llegado a interesar a los especialistas en lo que se denomina Cyberbullying.

El Cyberbullying se ha manifestado durante los últimos años en la realidad simulada que llamamos “ciberespacio”. Se despliega con mayor potencia en el área de las redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn, Youtube, etc.) en donde los jóvenes, que tienen acceso a esta plataforma multiobjetal de exhibición y estimulación autista, pueden agredir o verse agredidos psicológicamente a través de muchos mecanismos que permiten desde la conservación del anonimato hasta la violencia ejecutada a través de una computadora o teléfono celular (smartphone, tablet, etc).

El Cyberbullying se trata de un tipo de violencia abusiva que se manifiesta bajo la superficie de las relaciones observables en el entorno de la red social, y en la que participan: el agresor, el agredido y las miles de miradas de los usuarios del sitio. El Cyberbullying puede ser tan simple como continuar enviando e-mails a alguien que ha dicho que no quiere permanecer en contacto con el remitente, también incluye amenazas, connotaciones sexuales, etiquetas peyorativas y todo un discurso de odio. Se trata un fenómeno progresivo, crece con el tiempo a través de repetitivos ataques que van aumentando la frecuencia e intensidad de la violencia y se sostiene a partir de la pasividad y del silencio.

Prevenir, evitar y educar.

Una vez que el Cyberbullying empieza, debido a que sus motivos son diferentes, las soluciones y las respuestas a cada tipo de incidente de acoso cibernético deben ser diferentes también. No solo se trata de otro tipo de acoso. Los motivos y la naturaleza de los cybercomunicadores, así como las características demográficas y el perfil de un acosador cibernético difieren de sus contrapartes fuera del ciberespacio. Enseñarles a respetar a los demás y tomar una posición contra el acoso de todo tipo también es útil.

En las escuelas pueden educar a los estudiantes sobre el uso responsable de Internet y medios electrónicos. Se ha recomendado que se añada un apartado a la política de uso aceptable de electrónicos en la escuela, reservando el derecho de disciplinar al estudiante por acciones realizadas fuera del campus, si éstas han afectado o ponen en riesgo el bienestar de otro estudiante mientras está en la escuela. Esto es un contrato, no una prohibición.

Los padres tienen que ser las principales figuras de confianza, con las que los niños pueden acudir cuando las cosas van mal dentro y fuera de Internet. Sin embargo, los niños, cuando las cosas van mal temen que hablar con sus padres solo empeore la situación. Comunicación y supervisión son siempre fundamentales.

Web : www.proyectoandares.org.mx

Redes sociales : facebook , twitter 

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑