¿Cómo prevenir que mi hijo sufra un accidente?

Es normal que tu hijo explore, pues es la forma en como él va comprendiendo lo que le rodea. Conforme crece y aprende a moverse, va aumentando su conocimiento y manipula cualquier objeto que llame su interés.  Durante los primeros años los niños  utilizan sus manos para investigar los diversos objetos de su alrededor, pero también muchas veces lo hace a través de su boca. Conforme coordina mejor su cuerpo y se desplaza con mayor facilidad al caminar, debemos de protegerlos de cualquier situación que sea peligrosa para su salud.

A continuación te enlistamos una serie de pasos para que logres crear un ambiente agradable y seguros para alejar a tus hijos de los accidentes dentro y fuera de casa.

  1. Antes de dejar que juegue libremente en casa o algún lugar echa un vistazo rápido y toma en cuenta estas zonas de riesgos que son fuente de accidentes: Conectores o enchufes, recipientes que contengan productos de limpieza o líquidos tóxicos, plantas, objetos calientes o punzo´cortantes en cajones o en la cocina, baño, área de planchar, escaleras y chimeneas o cualquier estructura que sea filosa como una mesa o un mueble, mesas y espejos que puedan jalar o pegarse y lastimarse.
  2. No importa su edad, recuerda que tu hijo aprende el significado de las cosas y luego habla. Siempre asegúrate de indicarle de manera clara y sencilla a tu hijo que está y que no está permitido. Por ejemplo: ¡No toques la estufa, está caliente!
  3. Una buena técnica es explicarle y mostrarle el peligro fingiendo la consecuencia: seguimos con el ejemplo de la estufa, Ej. Si toco la hornilla, me quemo ¡ay, ay que caliente!, aplica para terrazas, balcones, elevadores, albercas, etc.
  4. Hay que conseguir un equilibrio entre la vigilancia y protección, y la libertad para que pueda explorar el entorno.
  5. No es necesario que transformes tu casa para convertirla en en un ambiente diseñado para la seguridad de tu hijo, pero si hay zonas claras de peligro como una mesa con esquinas, utiliza protectores o bien tomate el tiempo para mostrarle como evadir esa posible causa de accidente.

Ten en cuenta por más grande que sea tu deseo de proteger a tu hijo de cualquier accidente, tarde o temprano sufrirá alguna caída o pasará una experiencia en la que pueda salir lastimado. Mi consejo es, que siempre seas precavida pero de cualquier manera, vayas preparada con una pomada desinflamatoria y si llega a ocurrir un accidente: revisa el nivel de la herida y tómalo con calma porqué tu reacción será la que le transmita  a tu hijo la tranquilidad y seguridad que necesita.

 

Fuente: www.lalabumapp.com

 

 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!