¿Cómo debo bañar a mi perro?

Vamos a divertirnos, bañaremos hoy a mi mascota, pero ¿cómo se hace? Bañar a nuestra macota no es complicado pero siempre debemos tomar en cuenta su tamaño; si es un perro grande necesitaremos la ayuda de algún adulto o si somos demasiado pequeños para hacerlo, y esto no es por el tamaño sino porque no tendremos la edad para hacerlo solos si es que así lo deseamos.

Todos los perros se bañan de la misma manera, pero el lugar en donde podamos hacerlo dependerá de su tamaño. Si es un perro chico, muchas veces nuestros papás nos darán permiso de bañarlo en la regadera o en la tina; si es muy pequeño, en el lavadero; pero si es un perro grande tal vez el jardín sea la mejor opción.

Lo primero que debemos hacer es preparar las cosas que se van a necesitar para el baño. Debemos tener a la mano un jabón apropiado para nuestro perro, que debe ser un jabón neutro o un jabón especial para perros, y un shampoo para perros; también debemos contar con un cepillo para enjabonar a nuestra mascota, este cepillo deberá tener la suficiente rigidez para enjabonar al perro y su tipo dependerá de si el pelo de nuestra mascota es corto o largo; agua tibia que pondremos en una cubeta para no desperdiciar agua y un botecito con el cual le iremos echando agua conforme lo necesitemos; una toalla para quitar el exceso de agua de su pelo y otra más para secarlo correctamente; y si se puede, una secadora para que quede perfectamente seco y esponjado después del baño; necesitamos también un cepillo o peine para peinarlo y quitarle el exceso de pelo antes y después del baño. Podemos ponerle un poco de loción especial para perros al finalizar.

Ya que tenemos todo nuestro equipo a la mano debemos iniciar con un cepillado para quitar el exceso de polvo y pelo muerto que tiene nuestra mascota. Ya que lo hemos hecho debemos empezar a mojar el cuerpo de nuestro perro comenzando desde la espalda hacia abajo dejando la cabeza hasta el final. Lo enjabonaremos con un jabón neutro o un jabón especial para perros para quitarle la grasa que siempre forman los perros como protección y lo enjuagaremos perfectamente. Posteriormente le aplicaremos el shampoo de la misma manera: primero en la espalda y bajaremos hasta las patitas delanteras y traseras lavando perfectamente también sus genitales sin lastimarlo; se repite el enjuagado para que quede libre de residuos de jabón ya que si le dejamos algo tendrá mucha comezón después del baño y se puede lastimar al rascarse. Por último mojaremos la cabeza y sus orejitas; como reflejo el perro se sacudirá después de mojarle las orejas y debemos dejar que lo haga para que no quede agua en el interior de sus orejitas. Una vez mojada la cabeza se empieza a enjabonar de la misma manera que el cuerpo, lavando perfectamente bien sus orejas sin meter nada a su oído, las orejas sólo se lavarán por la parte externa y no debe importar que entre jabón o agua a ellas ya que posteriormente debemos permitir que se sacuda para que se salga el exceso tanto de agua como de jabón. Después tendremos que enjuagarlo perfectamente teniendo cuidado de que no le entre jabón a los ojos para evitar que se irriten y empiece con lágrimas.

Una vez bañado y enjuagado se procede a permitir que se sacuda para que se quite el exceso de agua; después con la primera toalla se le quita el agua que le quedó y por último con la otra toalla lo frotamos para que quede bien seco. Junto con la secadora podemos usar el cepillo o el peine para que al secarlo quede esponjadito, se vea mejor nuestro trabajo y luzca mejor nuestra mascota.

Recuerda que siempre debemos tener a nuestra macota en las mejores condiciones de higiene.

Una mascota sana es una mascota feliz.

home_03

Web: www.mascotaspfi.com

Redes sociales: facebook

Email: aracalam@prodigy.net.mx

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!