Cómo celebrar Halloween: Ideas y trucos para una fiesta de miedo

 

Celebrar una fiesta siempre es motivo de alegría e ilusión para los más pequeños. Sea cual sea el tema, las fiestas son beneficiosas para los niños en cuanto que estrechan sus lazos afectivos. La internacionalización de esta fiesta típicamente americana ha logrado que en México sea cada vez más frecuente que los niños de todas las edades no puedan resistirse a las emociones que trae la noche de Halloween.

Con la ayuda de dos expertos en organizar reuniones infantiles, Huitzilin, te contamos todo lo que tienes que hacer para celebrar un Halloween ¡HORROROSO!

Lo que no debe faltar…

  • Invitaciones: Puedes comprarlas o confeccionarlas tú mismo.
  • Otra idea muy dulce y original: Escribe los datos de la fiesta en el borde de un cuadro de papel blanco o de tela blanca que mida aprox. 20x20cm. Cubre una chupachups con el cuadro (si utilizas papel delicado, se recomienda poner dos cuadros), ata con una cinta el “cuello” y dibuja unos ojos al fantasma. Entrega un chupachups/fantasma/invitación a cada invitado y ¡Recuérdales no perder la información!
  • Globos: Decora la sala con globos de los colores de Halloween -negros, naranjas y morados- ¡O llénala de fantasmas flotantes! Infla unos globos blancos, y cubre cada uno con un trozo de plástico blanco (por ejemplo, una bolsa de basura blanca cortada) o tela blanca. Ata el “cuello” con una cinta justo debajo del globo, y machaca un poco la “falda” para que quede a tiras. Con un rotulador negro, dibuja los ojos y cuelga los “fantasmas” del techo con un hilo.
    Otra versión: Decora globos blancos llenos de helio de la misma forma, cubriéndolos con plástico blanco y colócalos en manadas por la sala. Es un efecto sencillo pero impactante y muy divertido.
  • Mesa temática: existen vajillas, manteles, vasos, servilletas y todo tipo de material desechable con dibujos de Halloween, con el que los invitados se quedarán con la boca abierta.
    ¡No olvides preparar un bol de chuches para darles a los niños que llamen a tu puerta!
  • Muebles: ¿Estás aterrorizado y no sabes cómo proteger los muebles de los pequeños monstruos que invadirán tu casa?  Cubre sillones y muebles que no vayas a utilizar con sábanas, así el lugar tendrá un misterioso aire fantasmal y lucirá un ambiente de casa abandonada. Lo que dará lugar a un sinfín de juegos terroríficos y tus muebles estarán a salvo de manchas inoportunas.
  • Calabazas: Compra calabazas de plástico para adornar toda la casa.
  • Paredes y techos: Cuelga guirnaldas naranjas y negras o trozos largos de cintas decorativas negras. Recorta siluetas de murciélagos o arañas de cartulina negra y cuélgalas o colócalas en las esquinas de las paredes. Decora las ventanas con siluetas de murciélagos -vistas desde fuera- o fantasmas -vistos desde dentro-. No puedes prescindir de las telarañas, cuantas más mejor. Ponlas en las puertas en los muebles en las esquinas, etc.
  • Iluminación: Sustituye el efecto de la luz de velas por otros menos peligrosos para los niños.  Te recomienda que reemplaces los focos, por focos negros y rojos.   Puedes iluminar distintas áreas con distintos colores.

Más ideas para una fiesta terrorífica

1. Pide a los invitados que vengan disfrazados. Para que no gasten mucho, especifica que sean disfraces caseros.

2. Si no les apetece disfrazarse a todos, pero quieres que se preparen un poco, pídeles que vengan disfrazados de hombros para arriba, pintada la cara y con algún tipo de gorro u otro accesorio.

3. Si la fiesta es de disfraces, haz una foto de cada invitado al llegar, delante de un escenario creado para la ocasión, y mándasela después de la fiesta como un recuerdo.

4. Si no es de disfraces, cuenta con alguien para pintar las caras de los niños con barras de maquillaje de colores. Quedarán como monstruos, brujas, fantasmas, calabazas, etc.

5. Utiliza guantes desechables de plástico (no los de látex, que tienen talco) para las bolsas de recuerdo. Llénalos con regalitos, golosinas, etc. Queda gracioso si metes una golosina ovalada de color en cada dedo, a modo de uña.

6. Recorta la silueta de un murciélago o un fantasma de cartulina negra y pégala a una linterna encendida. Colócala sobre un mueble. Ésta iluminará la figura en la pared opuesta.

7. Crea la banda sonora para la fiesta. Graba los sonidos atmosféricos: gritos, aullidos, el sonido de hojas secas al pisar, la caída de ollas de metal, carcajadas fantasmagóricas, etc. ¡Una actividad muy divertida, y a los niños les encantará el efecto! Arroz cayendo en papel de aluminio será lluvia, una bolsa de plástico será un murciélago, celofán será un fuego, etc.

8. Haz pequeños fantasmas. Forma una bola con una hoja de papel de seda blanco, colócala en el centro de otra hoja, recoge la hoja alrededor de la bola y ata el “cuello” con una cuerda. Con un rotulador negro, dibuja una cara en el fantasma. Haz varias y cuélgalas por toda la fiesta.

 

Y sí quieres darle un toque especial a tu fiesta puedes contactar a los expertos. Huitzilin. No olvides acercarte, aquí disponen de todo lo que necesitas para que tu fiesta salga perfecta.

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!