Chatarra electrónica

¿Tienes un videojuego, un auto a control remoto o un celular? Seguramente te has dado cuenta que cada año salen nuevos y más novedosos aparatos electrónicos y, ante ellos, todos tenemos una cosa en común: ¡queremos tener el mejor! Pero ¿qué pasa con los aparatos que dejamos? ¿Se pueden simplemente tirar a la basura?

Cada año, en México, se generan más de 350 mil toneladas de residuos electrónicos también conocidos como chatarra electrónica. ¡Con esta cantidad podríamos llenar 20 veces el Estadio Azteca! Se trata de televisiones, computadoras de escritorio, portátiles, teléfonos, aparatos de sonidos, videojuegos, etcétera, etcétera.

Todos estos recursos nos hacen la vida más cómoda y divertida, sin embargo, tienen una gran desventaja: afectan el ambiente pues son aparatos hechos con distintos materiales, algunos de ellos no biodegradables. Por ejemplo, un teléfono celular, contiene piezas elaboradas con materiales que contienen sustancias muy tóxicas, por lo que necesitan un tratamiento especial para separar aquello que puede ser reutilizado de lo que puede causar daño.

¿Cómo nos pueden hacer daño? Cuando desechamos los aparatos electrónicos y van a dar a los tiraderos de basura, quedando expuestos al aire, sol y lluvia, algunas de las sustancias de sus componentes pueden reaccionar y contaminar la atmósfera, los mantos y rios o el suelo. Algunos de estos contaminantes llegan hasta las plantas o animales, incluso en nuestros cuerpos directamente causándonos daños fuertes.

El ejemplo más común es el proceso que ocurre en los monitores o las baterías. Estos productos contienen plomo. Si los dejamos expuestos al ambiente sin ninguna precaución este elemento puede ser ingerido junto con los alimentos y dañar riñones y cerebro… afectando así la capacidad de aprendizaje.

Las pilas recargables están hechas con cadmio, un metal que puede hacer daño al hígado y los riñones, además del sistema inmune haciéndonos vulnerables a cualquier enfermedad. El mercurio, está presente en los interruptores, cubiertas, etcétera, éste irrita la piel y los ojos, además puede dañar al cerebro, provocando cansancio y dolores de cabeza.

¿Qué podemos hacer? Cuando un aparato electrónico termina su vida útil, te sugerimos reciclarlo o desecharlo en un lugar adecuado. En México los gobiernos de los estados y municipios deben hacer actividades de acopio para recibir basura electrónica, y existen diversas empresas privadas que también los recogen sin ningún costo. ¡Si haces esto podremos evitar que los componentes tóxicos le hagan daño a la Tierra y a todos los seres que vivimos en ella!

Quím. Luisa Fernanda Nivón Ramírez

Curaduría Educativa

Universum Museo de las Ciencias, UNAM

Universum Museo de las Ciencias

Shares

Tags: , , , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!