Beneficios de las papas congeladas de Estados Unidos y su repercusión en la salud

Captura de pantalla 2015-05-20 a las 9.48.29

En nuestro país se venden distintas presentaciones de papas congeladas provenientes de Estados Unidos. Estas papas, que vienen sazonadas y ligeramente pre cocidas, son de la mejor calidad y manejadas bajo los más estrictos estándares; son fáciles  y rápidas de cocinar, de almacenar y muy combinables: justo el tipo de producto que nuestro estilo de vida acelerado e intenso requiere. Lo que pocos saben es que las papas congeladas no sólo nos ofrecen estos beneficios y ventajas, sino que además las ventajas se convierten en beneficios para la salud.

Y es que las papas congeladas ya vienen pre cocidas y son congeladas de manera que se conservan sus elementos nutrimentales y su calidad superior. El hecho de que estén pre cocidas nos permite exponerlas menos tiempo al calor y al fuego ayudando a proteger sus elementos nutrimentales, sobre todo los muy sensibles a la exposición del calor, como la vitamina C de la cual son fuentes importantes. La vitamina C, el antioxidante por excelencia, nos ayuda a prevenir enfermedades infecciosas de todo tipo, a contrarrestar y resolver más fácil y rápidamente las ya contraídas y a promover la salud y  la apariencia juvenil de la piel, el cabello y las membranas protectoras den nuestro cuerpo. Cuando la vitamina C se expone a la luz y al oxígeno por tiempos prolongados, se daña y se pierde. En las papas congeladas, con sus empaques opacos y con sus menores tiempos de exposición a la luz durante la preparación  y al calor durante la cocción, se protege este vital nutrimento tan sensible. Así, probablemente los platillos elaborados con papas congeladas tienen mayores concentraciones de vitamina C que las preparadas con otros ingredientes ricos en este nutrimento.

Por otro lado, las papas congeladas de Estados Unidos pueden resultar en platillos con un aporte de sodio más moderado. Recordemos que el sodio es un constituyente fundamental de la sal y otros condimentos como sazonadores, consomés en polvo y salsas oscuras, y aunque es un  nutrimento esencial  que  regula la contracción y relajación de los  músculos y la hidratación, en exceso se asocia con la hipertensión. La hipertensión arterial es uno de los más graves problemas de salud pública en nuestro país, donde se estima que más de 43 millones de personas la padecen, muchas de ellas sin estar conscientes de los riesgos. Cuando los alimentos se sazonan desde su origen o cuando se usan combinaciones de sal con especias y hierbas, como sucede con las papas congeladas, se obtienen platillos que al final tienen un aporte de sodio más moderado y que por lo tanto contribuyen a prevenir  y controlar la hipertensión arterial. No agregue sal a sus papas pre cocidas, recuerde que ya vienen sazonadas de origen, y aproveche el beneficio de un platillo con un rico sabor y una linda apariencia pero con un aporte de sodio  más moderado.

En las papas congeladas se conservan el resto de los aportes nutrimentales de las papas, que incluyen los almidones  que sirven como fuente de energía para el trabajo metabólico de nuestras células y para sostener el trabajo de los  músculos durante el ejercicio y el movimiento. Las papas congeladas, al igual que las versiones frescas, también son buenas fuentes de fibra. Una papa de 148g aporta 2g de fibra que favorece una correcta digestión y excreción y una sensación de saciedad que dura hasta cuatro horas. En contra de lo que muchos piensan, el aporte de fibra de las papas no sólo se encuentra en la cáscara sino también en los tejidos interiores de manera que las papas congeladas que se venden sin cáscara también contienen concentraciones  apreciables de fibra.

Las papas congeladas de Estados Unidos también contienen una pequeña concentración de hierro, mineral que ayuda a oxigenar la sangre y que en un consumo adecuado previene la anemia; y proteínas en concentraciones apreciables, que son importantísimas para los niños y los deportistas, en quienes se asocia con el crecimiento muscular y de los tejidos, y para el mantenimiento de la piel, las membranas protectoras, la sangre y los huesos de todos los integrantes de la familia.

Así, las papas congeladas, deliciosas y prácticas, sencillas de guardar, preparar y combinar, son también ingredientes que aportan nutrimentos importantes en concentraciones adecuadas. Para garantizar su calidad asegúrese de que no se descongelen en el manejo y transporte o antes de usarlas. No las exponga demasiado al calor y asegúrese de elegir un método de cocción que no agregue demasiada grasa: hornear, asar o cocinar en plancha son opciones novedosas que brindan  ricos resultados para estos interesantes ingredientes. Utilícelas en desayunos, comidas o cenas, para sopas, platos fuertes, ensaladas o en las tradicionales guarniciones y disfrute de  todas las ricas presentaciones disponibles en el mercado; su variedad, sabor y facilidad de uso lo sorprenderán.

Web: www.potatoesusa-mx.com

Shares



Back to Top ↑