Beneficio Emocional de Animales de Compañía

Durante los últimos años se ha encontrado que nuestras mascotas cumplen un
sin fin de funciones que muchas veces desconocemos o que simplemente las
vemos tan normales que no les damos importancia o simplemente pasan
desapercibidas. Qué importancia tan grande implica reconocer que hemos sido
ayudados por otra especie a la cual queremos y cuidamos; de aquí la intención
de este comunicado.
Tanto los perros como los gatos, al igual que otros animales domésticos,
pueden fungir como apoyo para terapias que resultan en un beneficio
emocional para el humano. Este apoyo puede ser realizado por un profesional
o muchas veces lo hacemos sin si quiera saber que estamos necesitando de
una ayuda, y nuestra mascota, sin más, simplemente lo hace. A este tipo de
ayuda se le conoce como zooterapia, y en este caso más específico, como
mascotaterapia, que se pueden emplear para la rehabilitación de alteraciones
tanto físicas, psíquicas, sensoriales, sociales y de comportamiento.
Por lo general este tipo de terapias deben ser llevadas y guiadas por un
terapeuta especializado. Sin embargo cuántas veces no nos hemos sentido
desahogados después de salir a caminar con nuestro perro o estar acariciando
a nuestro gato, y al hacerlo nos vemos favorecidos y beneficiados por el simple
hecho de compartir unos momentos con nuestros fieles compañeros de cuatro
patas. Es por esto que los perros y los gatos son empleados como facilitadores
en el tratamiento de alteraciones emocionales.
No sólo se emplean para el tratamiento de alteraciones del comportamiento,
también pueden ser un excelente apoyo para algunos trastornos físicos en
donde el factor emocional es muy importante para la recuperación.
Los perros y gatos son capaces de devolver la sonrisa a una persona
deprimida y al mismo tiempo dar una mayor fortaleza para enfrentar las
situaciones que se le presentan en la vida. De la misma manera, estos
amiguitos pueden ayudar a una persona tímida a socializar; esto lo podemos
ver muchas veces en parques en donde se acostumbra pasear a mascotas y
una persona puede, sin pensarlo, iniciar diversas conversaciones a través del
resultado de poseer una mascota que llama la atención y esta persona que ha
sido siempre tímida comenzará a interactuar con otras persona a través de su
perro, adquiriendo la confianza necesaria para posteriormente entablar una
conversación sin la necesidad de su mascota.
Nuestras mascotas también traen beneficios emocionales importantes en las
personas que necesitan de un autocontrol al tener problemas de impulsos
violentos, personas nerviosas o con hipertensión arterial. Se ha demostrado
que acariciar el pelo limpio y sedoso de un perro o gato es suficiente para que
nuestro ritmo cardiaco disminuya y nuestra tensión por estrés se aligere
después de unos breves minutos de estar realizando esta rutina. Esto se logra
a través de la aceptación de la persona misma tal cual es, ya que a los gatos y
a los perros no les importa si somos gordos, flacos, altos o chaparritos, ágiles o
torpes, ricos o pobres, y nos aceptan tal y como somos sin solicitar ningún tipo
de cambio en apariencia o en comportamiento. Podría considerar que muchas
veces nuestros gatos y perros emiten señales de ánimo cuando no estamos
atravesando por el mejor momento, moviendo la cola acercándose a nosotros
para que los acariciemos o trayéndonos su juguete para jugar con ellos.
Dentro de nuestra sociedad encontramos a personas que necesitan de afecto y
es difícil muchas veces brindárselos por diversas circunstancias ya que pueden
ser personas encarceladas y que pueden ser rehabilitadas a través de perros y
gatos y gracias a ellos reincorporarse a la sociedad. También en el caso de
ancianos que se encuentren en residencias en donde sus familiares, por
diversas situaciones, los llevan a pasar los últimos días o años de su vida, y
aunque pueden estar con otras personas necesitan de un confidente y amigo,
los perros y gatos nobles y sanos son los apropiados para brindarles este
afecto y cariño por lo que siempre será bueno que los tengan.
Estas interacciones de las personas con los animales de compañía (perros y
gatos) por lo general nos ponen en contacto con lo más profundo, puro e íntimo
de nuestro instinto y nuestra conciencia e inconciencia, trayendo como
consecuencia encontrar un mayor grado de aceptación de nuestra persona o
de nuestra carencia a través de una mayor conexión con nuestra parte animal
instintiva.
Cuando entablamos contacto y relación con gatos y perros, en este momento
entramos en un estado de conciencia en donde la humildad y nobleza, propias
de estos animales, forman parte de la interacción, y gracias a ello se puede
bloquear o romper con las pautas de conducta de enfrentamiento con la
sociedad e iniciamos una conciencia de formar parte de este mundo gracias a
nuestro acercamiento con el mundo animal. Esto a su vez tiene el beneficio de
no tener como consecuencia efectos secundarios indeseables por este tipo de
tratamiento, siempre y cuando nuestra mascota esté limpia, sana y bien
alimentada con dietas balanceadas.
Tanto perros como gatos nos brindan beneficios emocionales a través de
mensajes imperceptibles, muchas veces, ya que entran a través de nuestro
inconsciente y nos muestran y enseñan a valorarnos, a relajarnos, a
conocernos y a descubrir quiénes somos realmente, el por qué y para qué
estamos aquí.
Nuestros animales de compañía son una excelente fuente de información sobre
nosotros mismos, por lo que el ponerles mucha atención siempre será de gran
ayuda en nuestro propio beneficio, mejorando nuestra calidad de vida en estos
momentos en los que todos necesitamos de estos apoyos incondicionales.
MC MVZ Gerardo Garza Malacara
aracalam@prodigy.net.mx

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!