Ayuda a tus niños a desarrollar hábitos alimenticios de por vida ofreciéndoles peras como parte de una dieta saludable.

La alimentación de los niños hoy, es un predictor de su alimentación a futuro.

Lo que aprendes a comer de niño, en los primeros 12 años de vida, se convierte en tus gustos más profundos, en tus elecciones y en tus hábitos. Así, por ejemplo, si de niño no te acostumbraste a beber agua sola o a acompañar tus comidas con verduras o frutas, no tendrás esos gustos ni esas costumbres como adulto. Así, la alimentación que hoy fomentamos en nuestros hijos, el tipo de alimentos, su combinación y las cantidades que les servimos, tienen un efecto en su salud y en su desarrollo hoy, y para siempre.

Sabemos que uno de los pilares fundamentales de una dieta correcta es consumir suficientes y abundantes verduras y frutas, ya que es esencial para el desarrollo de nuestros niños. Como es más fácil que a los niños les gusten las frutas por su sabor y textura, hay que empezar por allí, brindándoles todos los días 3 porciones del tamaño de una pelota de tenis o de ¾ de taza de diferentes frutas picadas.

En esta temporada destacan por su suculenta apariencia, su textura jugosa y suave y su sabor dulce, delicado y perfumado, las peras de todas variedades. Una pera mediana de cerca de 166 gramos es un alimento denso en nutrimentos que aporta sólo 100 Kcal y es libre de grasas. Las peras aportan vitaminas, minerales y muchas veces también fibra y agua, componentes que nos ayudan a sentirnos más satisfechos y sin hambre, con lo que promueven un peso corporal más saludable. También son ricas en vitaminas como la C y el complejo B, en minerales como el potasio o el cobre, y en fibra, agua y azúcares naturales.

Las peras aportan cantidades apreciables de vitamina C, fibra y no aportan colesterol. La vitamina C ayuda a los niños a construir músculos más fuertes, arterias, huesos y dientes más resistentes además de que contribuye a la fabricación de colágeno, esencial para el crecimiento y para prevenir y resolver mejor las enfermedades infecciosas.

Así que, si realmente somos lo que comemos, ¿no deberíamos de enseñar a nuestros hijos a elegir los mejores alimentos, aquellos que son densos en nutrimentos y bajos en calorías, como las peras? ¡Claro que sí! Por eso, incluye peras y otras verduras y frutas en cada comida del día.

 Referencias:

http://usapears.org/dietary-guidelines-for-american

Web: http://perasusa.com/ 

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!