Autoestima en los niños

0009967758T-565x849

Una sana autoestima es estar cómodo y ser como un es, en un mundo tan competitivo, el niño siempre va a tener aptitudes y cualidades por desarrollar; mismas que en otros momentos se llamarían defectos.

Es un hecho que la autoestima fortalecida durante la infancia facilita el contacto con el mundo exterior: “Es como un edificio si las bases son endebles, hay más probabilidades de que se caigan, pero nada es imposible mediante un tratamiento terapéutico; hay niños que salen adelante a pesar de que su primer vínculo haya estado deprimido, angustiado o estresado”.

Es importante ser congruentes, incluso con los sentimientos negativos, de lo contrario se guardan, se niegan y al final estallan. Debemos de transmitir que se tiene el derecho a estar triste, aburrido, enojado…

Saber escucharlos es primordial, guiarlos y tratar a los niños y niñas de la misma forma, ayuda en su autoestima. No reprimir sus gustos, dado que con el paso del tiempo ellos se irán diferenciando.

Recomendaciones:

Dedicarle diariamente cinco o diez minutos a cada uno de los hijos, sin celulares, sin timbres, sin interrupciones, órdenes o juicios de valor. Se trata de preguntarle al niño ¿Cómo está?, ¿Qué necesita?, ¿Cómo se ha sentido?, de tal forma que le haga rendir sus derechos y sepa que si necesita ayuda, si necesita a mamá o a papá ahí estarán.

Separar los hechos de la persona. Esto es, evitar decir “eres tonto” o “eres sucio”, sino aclara: “dijiste una tontería” o “si ensucias la mesa no podrás comer aquí”.

En ese mismo sentido, como padre hay que procurar no subestimarse mediante el lenguaje cotidiano, y corregir la autodescalificación: “No soy una tonta, etc”

Reconocer al niño sin emplear superlativos (“Fuiste el mejor del coro”), puesto que generan engreimiento y falsa autoestima.

Hablar sobre los sentimientos: decir “me duele”, “estoy molesta”, “estoy preocupado”.

Una terapia integral ayuda a trabajar las emociones, el área motora e intelectual, siempre alternativas ante los cambios emocionales que los niños viven día a día.

Rocío Rodríguez Cardoso.

Web: www.centro-avec.com/wp1/

Redes sociales: facebook , twitter 

Shares

Tags: , , , ,



Back to Top ↑