Apoyo en la Educación de mis Hijos

Parecería increíble pero muchas veces tenemos al mejor terapeuta en casa y no nos hemos percatado de ello ¿Cuántas veces hemos escuchado que tener una mascota ayuda en la educación de nuestros hijos? Y esto tiene mucho de cierto, pero para que esto funcione realmente debemos, como padres, adjudicar responsabilidades a nuestros hijos y a nosotros mismos.

Estas responsabilidades deberán ser acciones que ellos sean capaces de realizar de acuerdo a su edad para que de esa manera formen un hábito que en el futuro les sirva como parte de su formación.

El simple hecho de estipular tareas como alimentarlo, cepillarlo, lavarle la boca o limpiar sus necesidades en un horario determinado harán que tanto los niños como las mascotas adquieran un hábito que facilitará el poseer una mascota y llevar una excelente relación familiar a través de la cual ellos serán responsables de comunicar a sus padres qué se necesita para hacer las tareas, si es que se acabó el alimento o lo que se requiera para realizar su tarea, al mismo tiempo facilita la comunicación entre padres e hijos lo cual es tan importante en nuestra convivencia cotidiana.

Puede ser que nuestro hijo sea demasiado introvertido y de esta manera se le da una pauta para poder platicar con sus hermanos o con sus padres; o puede ser lo contrario, que el niño sea demasiado inquieto y que haya presentado ya problemas en la escuela por ser, como dicen ahora, hiperactivo y que les recomienden visitar al psicólogo para corregir su forma de ser.

Pues bien, poseer una mascota puede apoyarnos a corregir estos problemas asignándole tareas a realizar de una manera que el niño lo haga como una diversión más y se enfoque en ellas, en ocasiones con mucho gusto, y no lo tome como tarea especial para corregir su comportamiento porque le agrada compartir esos momentos con su mascota. Aquí no será obligatorio que sea un perro ya que puede ser un gato, esto lo comento porque por lo general los padres decimos que no podemos tener una mascota por falta de espacio o

porque, tanto el padre como la madre trabajan y es una responsabilidad muy grande tener una macota para sacarla a pasear o atenderla como debe ser. El trabajo en este caso debe ser de los niños y los padres en conjunto para que resulte el apoyo de una mascota dentro de un programa educativo. Es impresionante cómo un niño que tiende a ser distraído empieza a tomar sus tareas de una manera más responsable con el simple hecho de tener a alguien que esté bajo su tutela, la responsabilidad que esto implica ayuda a que se les forme un criterio de trabajo que se traduce en mejor comportamiento en la escuela y en la casa.

La mascotaterapia en la actualidad es una de las terapias más empleadas por los psicólogos para ayudar a los niños que presentan déficit de atención, con o sin hiperactividad, por las bondades que esto conlleva.

Muy importante será que los padres también se encuentren comprometidos para que su hijo se desarrolle lo más cercano posible a la normalidad y tener resultados sorpresivos con la ayuda de un perro o un gato. Estos animalitos también pueden ser de gran utilidad para la recuperación física de un niño cuando presentan alguna enfermedad; tener una mascota con la cual puedan convivir nos apoyará en su rápido reestablecimiento. Inténtenlo, será una experiencia que jamás olvidarán.

Web: www.mascotaspfi.com

Redes sociales: facebook

Emailaracalam@prodigy.net.mx

home_03

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!