¡A moverse!

Plaza Sésamo fomenta el amor al ejercicio y realza la actividad física como un aspecto positivo para tener una vida saludable.

A los niños les encanta moverse. La actividad física es una parte natural de sus juegos y un componente esencial de su salud y crecimiento, es buena para su cuerpo y mente. Moverse nos ayuda a todos a sentirnos bien y fomentar el desarrollo saludable de todo nuestro cuerpo: corazón, pulmones, músculos, huesos y más.Todos los niños necesitan, y se benefician, de al menos 60 minutos de actividad física al día. Tú puedes ayudarlos a alcanzar esta meta aumentando la cantidad de juegos activos que son parte de su rutina diaria. ¡Incluir de unos 10 a 15 minutos de actividades cada día, hace la diferencia! Intenta hacer algunas de estas ideas divertidas y sencillas para estimularlos a moverse todos los días, manteniéndolos activos aún cuando esté lloviendo. ¡Ustedes pueden lograrlo, así que, diviértanse moviéndose! Todos fortalecerán sus cuerpos y tendrán la energía que necesitan para pasar juntos muchos días felices y saludables.

Los niños descubren nuevas y enérgicas maneras de mover su cuerpo cuando imitan a los animales.

  • Recorta fotografías de animales en las revistas y péguenlas
  • en tarjetas, o motiva a los niños a dibujar sus propios animales en una tarjeta.
  • Coloca todas las tarjetas en una bolsa de papel; ahora tienes una Bolsa atrapa-movimientos.
  • En diferentes momentos durante el día anímalos a elegir una “tarjeta de animal” de la bolsa.
  • Anuncia el animal para que los niños se muevan como ese animal y ayúdalos a nombrar las partes del cuerpo que mueven cuando imitan a ese animal.
  • Usa las tarjetas para ayudarlos a cambiar de una actividad a otra.
  • Invítalos a moverse como tortugas soñolientas cuando se estén moviendo muy rápido.
  • Si necesitas que los niños se muevan más rápido, invítalos a ser abejas laboriosas para que vuelen a recoger sus juguetes.

Cuando los niños representan un cuento, la hora de la lectura puede llenarse de movimientos maravillosos y saludables.

  • Los niños van a representar cuentos y a su vez, se fomenta la comprensión de lo que escuchan.
  • Explica a los niños que vas a leer un cuento que ellos pueden actuar con su cuerpo, moviéndose de muchas diferentes maneras.
  • Mientras lees el cuento, haz una pausa en las palabras de acción o movimiento, como: correr, saltar, brincar, alcanzar, estirarse, caminar, etc.;  para que los niños se muevan conforme a la palabra que escuchan.

 Muevan sus pies y toquen sus dedos.

  • Enséñales movimientos de baile de varias culturas y tradiciones. Por ejemplo, el hula hula y la salsa. Dviértanse inventando pasos de baile y canciones.
  • Sigan la pelota que rebota. Ofréceles una variedad de pelotas apropiadas a su edad y pídeles que las hagan rebotar y rodar, mientras ellos saltan, corren o se las pasan de un pie a otro.
  • Invítalos a quitarse los zapatos para que examinen los dedos de sus pies, menciona que una de las cosas que hacen es ayudarnos a mantener el equilibrio.
  • Coloca una larga tira de cinta adhesiva en el suelo y anima a los niños a caminar a lo largo de ésta hacia delante, hacia atrás, rápida y lentamente o sobre la punta de los pies.

Pídeles que se toquen los dedos de los pies para estirarse y que noten ¡lo bien que se sienten después de hacer eso!

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!