6 claves para lograr establecer disciplina con sus hijos

Actualmente, existen miles de distintos métodos que ayudan a la regulación de la conducta en los niños: cuadros de conducta o economía de fichas, establecer reglas y consecuencias, tiempo fuera, etc.

Sin embargo, es muy importante elegir cuidadosamente la estrategia, ya que una vez que se prueba y falla, será más complicado volver a iniciar con otra. En esta ocasión, me gustaría establecer algunos puntos de importancia al trabajar con conductas difíciles de los niños:

Defina cuál es su objetivo: Muchos papás llegan al consultorio pidiendo ayuda para que sus hijos “los obedezcan”, situación que de entrada es algo ambigua y refiere a una necesidad de los padres y no del niño. Al explorar las motivaciones de los padres por supuesto que hay una necesidad importante de garantizar el bienestar de sus hijos. Es importante recordar que el objetivo general de las reglas y los límites es salvaguardar la salud y seguridad de los niños y su familia. Por lo tanto, un objetivo específico podría ser: “Quiero que logre dormirse temprano”, “Que coma más ordenada y saludablemente”, “Que no se altere cuando se le niega una golosina”, “Que se meta a bañar temprano”, etc. Una vez definido el objetivo, será más sencillo enfocarse en buscar una solución adecuada.
Analice qué estrategias ya ha usado: Aunque no haya consultado un libro o a un especialista para resolver su problema, seguramente ha aplicado algunas estrategias “empíricas”. Revise qué actitudes o acciones le han servido para reforzar la conducta esperada y cuáles no, o a cuáles no quisiera recurrir más. Observe también qué estrategias son coherentes con la actitud que busca sembrar en su pequeño. Por ejemplo: no es muy sensato mostrarte enojado y gritarle si espera que aprenda hablar respetuosamente con sus maestros y compañeros, o pegarle si intenta que él no golpee a su hermanito. La mayoría de estas estrategias son muy comunes, ya que al estar enojados, la mayoría de los padres reaccionan de manera impulsiva o inconscientemente aprendida. Por eso, es importante estar preparados para poder actuar sabiamente y así aprovechar los momentos de crisis.
Elija una estrategia que vaya con usted: Esto garantizará que sea sustentable para usted, por ejemplo, si es una persona en general desordenada, será difícil que pueda guiar únicamente a través un cuadro de conducta (economía de fichas) con horarios muy estrictos. Recuerde que sea cual sea la estrategia que elija, la clave está en ser constante al aplicarla.
No olvide el acompañamiento emocional: Uno de los secretos más importantes para lograr la regulación de la conducta es que necesariamente requiere de acompañamiento y contención emocional. Existen hallazgos neurológicos importantes que demuestran que no es que haya una inteligencia emocional, más bien, la inteligencia es de por sí emocional. Un ejemplo muy sencillo: tiene un examen complicado y se ha preparado arduamente para pasarlo, si ese día recibe una noticia muy triste o tiene una discusión fuerte con su pareja, su rendimiento bajará notablemente. Incluso las actividades diarias que se tienen muy dominadas, ¡se ven afectadas cuando tiene dificultades para regular alguna emoción muy fuerte!
Por lo tanto, la recomendación es que el niño no se sienta amenazado o negativamente sorprendido por la estrategia que elija, la mejor manera de aplicarla es hablando con él previamente y comentarle su interés por ayudarlo a controlar mejor esa situación en específico y explicarle la estrategia como una forma de apoyo. Cada día será una prueba y como padre se convertirá en el entrenador personal que lo ayudará a superarla. Si no lo logra, aplicará la consecuencia previamente anunciada o acordada, pero le hará saber que confía en su capacidad para aprovechar su oportunidad al día siguiente.

Reforzar el vínculo padres-hijos: El tener reglas y consecuencias claras y previamente acordadas, ayuda a mejorar el vínculo entre padres-hijos, ya que por un lado, envía al niño un mensaje de seguridad en sus padres y confianza en la coherencia de sus procedimientos (justo lo contrario que cuando se da una nalgada a un niño y media hora después se le pide perdón) y por otra parte evita que los padres tengan que reaccionar molestos e impulsivos, la consecuencia ya está establecida y únicamente hay que aplicarla (sin ceder bajo ninguna circunstancia), pero permitiéndose ser contenedores y apoyar el proceso de aprendizaje del menor.
Tiempo de calidad: La mayoría de los niños encuentran una buena dosis de atención de sus padres por medio de las conductas disruptivas, cuando se está intentando trabajar con estas conductas es importante encontrar tiempos para darles una “dosis de atención positiva”. Esto se logra al realizar actividades agradables que promueven el contacto directo con sus padres, así los niños se sienten atendidos y recurrirán menos a las conductas disruptivas. Los ejemplos de estas actividades son ilimitados y la elección debe ser conforme a su tiempo, disposición, materiales y espacios disponibles: juegos de mesa, cocinar algo especial, guerra de almohadas, rompecabezas o simplemente sentarse a jugar con coches y muñecos. La idea es que quede claro que pueden obtener atención positiva y eliminar en lo posible la atención negativa; así, hay que aplicar las consecuencias estipuladas únicamente cuando sea necesario, pero no considerarlas un hito en la relación.
Desde esta perspectiva cada berrinche y momento complicado con su hijo podrá convertirse en una oportunidad para mejorar su regulación emocional, su nivel de autoconocimiento y el vínculo afectivo con usted. Si ha encontrado dificultades extremas para regular las conductas de sus hijos o requiere un programa a su medida para establecer estrategias de disciplina en casa, el Programa de Atención a Padres de CAPI puede brindarte la orientación que necesita.

Fuente: http://www.capi.com.mx/blog/2018/01/6-claves-para-lograr-establecer-disciplina-con-sus-hijos/

Tú nombre (requerido)

Tú e-mail (requerido)

Tú teléfono (requerido)

Tú mensaje

Shares

Tags: , , , , , ,



Back to Top ↑
  • Suscribirme al Boletín

    ¡Recibe las últimas noticias, promociones y más!